Local

El bloque se mueve, pero está muy por debajo de los máximos permitidos

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Fernández, admitió que el bloque número 34 de la calle Manuel Arellano, en Ronda Triana, se ha movido, aunque aclaró que está "muy" por debajo de los máximos permitidos para garantizar la seguridad.

el 14 sep 2009 / 20:20 h.

TAGS:

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla, Francisco Fernández, admitió que el bloque número 34 de la calle Manuel Arellano, en Ronda Triana, se ha movido, aunque aclaró que está "muy" por debajo de los máximos permitidos para garantizar la seguridad.

En declaraciones a los periodistas, Fernández explicó que se está haciendo un "seguimiento diario, casi horario" del bloque afectado, "con mediciones topográficas diarias", y destacó "la transparencia desde el primer momento para disipar unos temores lógicos y legítimos".

Así, anunció que mañana se reunirá de nuevo con los vecinos de la zona para ofrecerles "la ultimísima hora" e insistió en que "a través de la fluidez de la información y la transparencia se contribuirá a generar serenidad".

"No hemos dicho que se no se haya abierto el edificio, sí se ha movido, nunca hemos dicho que no, sino que no hay grietas nuevas, la junta de dilatación ya estaba abierta", quiso aclarar el edil de Movilidad, quien agregó que "los técnicos dicen que la junta de dilatación está para eso, para absorber los movimiento del edificio".

En esta línea, insistió en que "la junta de dilatación se ha abierto, pero está para eso, y no hay ninguna grieta en las proximidades de la misma".

Del mismo modo, con respecto al socavón que se produjo en la calle, aseguró que "estaba previsto y controlado" y resaltó que "en menos de 48 horas se cubrió", al igual que "otras filtraciones" que se han producido.

No obstante, Fernández insistió en que "se está haciendo un seguimiento técnico mucho más escrupuloso, con detalle extremo" y reiteró que "no hay nada que haga temer por la seguridad del edificio, todos los edificios se mueven".El bloque 34 de la calle Manuel Arellano está inclinado dos centímetros hacia adelante. La última semana se ha separado del bloque adjunto y, aunque el delegado de Movilidad les juró que las grietas en sus casas son anteriores a la obra del párking que construyen enfrente, el temor del vecindario no cesa.

"Si el delegado tiene un informe que dice que las grietas en la pared y la separación de la fachada son anteriores a las obras del párking, que nos lo enseñe, al menos para tranquilizarnos. Aunque si es así, debieron informarnos antes", decía ayer Concha Sánchez, portavoz de los bloques afectados.

Cuatro bloques cimbrean a consecuencia de los movimientos de tierra del párking que se está construyendo justo enfrente, en la Ronda de Triana. Dos de la calle Manuel de Arellano, uno en la Ronda y otro en Manuel Macías Míguez. Los presidentes de las cuatro comunidades se reunieron hace dos días para poner en común los daños. El movimiento y el temor los comparten todos, pero las grietas ya han entrado en las viviendas de, al menos, 24 familias. "La junta de dilatación sigue separándose y algunos azulejos se sueltan", dice Juan Manuel.

  • 1