Local

El boicot del PSM rompe la unidad en los actos por el 11-M

Ayer, cinco años después del 11-M, se rompió la unidad en los actos de homenaje a las víctimas de los atentados de Madrid. El boicot del PSM al acto organizado por la Comunidad de Madrid como protesta por el cierre de la comisión de investigación por el supuesto espionaje marcó el día.

el 15 sep 2009 / 23:51 h.

TAGS:

Ayer, cinco años después del 11-M, se rompió la unidad en los actos de homenaje a las víctimas de los atentados de Madrid. El boicot del PSM al acto organizado por la Comunidad de Madrid como protesta por el cierre de la comisión de investigación por el supuesto espionaje marcó el día.

Los actos de homenaje y de recuerdo a las víctimas de los atentados del 11-M reflejaron un año más la profunda división entre la clase política y las diferentes asociaciones de víctimas del terrorismo que conmemoraron por separado el quinto aniversario de la masacre. Las asociaciones de víctimas reprocharon la ausencia de un acto institucional y unitario que sirviera de homenaje a las 192 víctimas de los atentados y a sus familias.

La celebración en el Auditorio Nacional de un concierto presidido por los Príncipes de Asturias y que contó con la asistencia de representantes del Gobierno, de la oposición y de la mayoría de las instituciones del Estado, no consiguió acallar las quejas de las víctimas por el "olvido" y la "manipulación" de la que son objeto.

La presidenta de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, criticó también el "olvido institucional" sufrido. "El olvido sería su segunda muerte", dijo Manjón durante un acto de homenaje en la calle Téllez -escenario de una de las explosiones-, aunque aclaró que "no debemos confundir los actos institucionales con que la ciudadanía nos haya olvidado", porque remarcó, que el pueblo les sigue apoyando.

Por su parte, la vicepresidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, que perdió a su hija en los atentados, indicó que "es una pena y una vergüenza que una vez más los políticos hayan antepuesto sus intereses al apoyo a las víctimas", apuntó.

También mostró su "incomprensión" ante la actitud de la clase política la directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Cristina Cuesta: "No entiendo que no se haya hecho un homenaje compartido". La jornada de homenajes comenzó en la Puerta de Sol, con un acto organizado por la Comunidad de Madrid, del que se ausentaron los dirigentes del PSM-PSOE en protesta por el cierre de la comisión de investigación por el caso de los supuestos espionajes. La presidenta, Esperanza Aguirre, lamentó que los socialistas hayan "mezclado las discrepancias políticas" con los actos de recuerdo a las víctimas del 11-M. En respuesta, el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, dejó claro que para su partido "las víctimas están por encima de todo".

Los socialistas sí asistieron al acto celebrado en el monumento a las víctimas del 11-M en la estación de Atocha organizado por el Ayuntamiento de Madrid. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, presidieron el acto de colocación de una corona de laurel y guardaron cinco minutos de silencio en la cripta del monumento. Asimismo, tanto el Congreso como el Senado guardaron sendos minutos de silencio al inicio de la sesión de trabajo.

También se celebraron actos de homenaje en Alcalá de Henares y Coslada, donde hubo consenso entre todas las formaciones, así como en las zonas de Madrid más azotadas por los atentados como el barrio del Pozo del Tío Raimundo.

  • 1