Local

El bonobús solidario llega a 18.000 usuarios

Pese al recorte de gastos, el plan para los parados tendrá asignados tres millones de euros.

el 28 ene 2010 / 21:48 h.

TAGS:

A pesar de los recortes presupuestarios que sufrirán todas las delegaciones municipales, Economía y Empleo mantendrá la dotación presupuestaria del bonobús solidario de cara al próximo año. En concreto, la apuesta de la delegación, que dirige IU, supondrá una inversión de casi tres millones de euros que irá acompañada de un aumento del personal que gestiona su concesión a los desempleados.

El delegado del ramo, Carlos Vázquez, anunció ayer esta medida durante la presentación del balance de 2009 en el que se recogen los datos relativos a la demanda del servicio. En total, casi 18.000 sevillanos solicitaron la prestación del bonobús solidario. Unas cifras que muestran un crecimiento del 35% en el número de demandas con respecto a los dos últimos ejercicios, en los que se superaban los 12.000 sevillanos.

"Hemos comprobado como el crecimiento de los datos se debe al aumento del desempleo en la construcción", aseguró Vázquez. La presencia de solicitantes pertenecientes a este sector, en su mayoría hombres, ha propiciado "una masculinización del número de demandantes" hasta entonces copado por la presencia de las mujeres.

Vázquez señaló que la mitad de las solicitudes provienen de ciudadanos en situación de mejora de empleabilidad, esto es, personas que se encuentran en formación profesional y han participado en cursos, talleres o cualquier tipo de iniciativas. Junto a este grupo destacan aquellos que reciben algún tipo de renta o el subsidio por desempleo.

El informe recoge un repunte en la solicitud de la tarjeta en los últimos dos meses del pasado año. "Noviembre y diciembre tuvieron una demanda de casi el doble de usuarios respecto al resto", informó. Unos datos que chocan con los del número de desempleados de la ciudad que recogían una descenso de 90 parados durante el mismo periodo.

A juicio del delegado este aumento estuvo propiciado porque "los ciudadanos constataron que la crisis va a durar más de los que pensaban y de lo que anunciaron las instituciones", señaló.

Carlos Vázquez achacó también este crecimiento "al aumento de la publicidad en aquellas zonas donde no se solicitaba el bonobús", aunque la realidad indica que por barrios las cifras fueron muy similares a las de 2008. En ese año la Macarena y Nervión aglutinaban el mayor número de demandas de la tarjeta, al igual que ocurrió el pasado año.

  • 1