Economía

El boom del girasol retorna al agro sevillano tras la subida de precios

Buenas cotizaciones internacionales, poca agua para otros cultivos y el fin del barbecho obligatorio que antes fijaba Bruselas han propiciado que las siembras de girasol hayan crecido en la provincia de Sevilla un 26% en la actual campaña, hasta las 145.000 hectáreas.

el 15 sep 2009 / 09:12 h.

Buenas cotizaciones internacionales, poca agua para otros cultivos y el fin del barbecho obligatorio que antes fijaba Bruselas han propiciado que las siembras de girasol hayan crecido en la provincia de Sevilla un 26% en la actual campaña, hasta las 145.000 hectáreas. Pero el aceite sigue subiendo y azota al bolsillo.

Los productores de girasol se frotan las manos en Sevilla. La revalorización de esta oleaginosa en los mercados internacionales de materias primas y las menores dotaciones de riego para la cuenca del Guadalquivir han llevado a que este cultivo no sólo recupere el brío que se perdió con la Agenda 2000 -la reforma comunitaria que entraría en vigor tres años después y eliminaba las primas adicionales-, sino que comience a gozar de un boom. A ver cuánto dura.

La patronal agraria Asaja de Sevilla ha elaborado un informe sobre esta campaña, en el que afirma que el crecimiento de la superficie se da en toda España, pero de manera "espectacular" en esa provincia y en las de Cádiz y Huelva, todas ellas zonas tradicionales para un cultivo, el girasol, cuya demanda mundial se ha visto impulsada por el crecimiento en la elaboración de biocombustibles.

Sin embargo, semejante auge en las compras, que se une a la especulación registrada en los parqués mundiales de materias primas, conlleva secuelas para el bolsillo del consumidor, como lo demuestran las estadísticas del Ministerio de Industria, que indican que el aceite de girasol -la grasa más consumida en España para freír, en especial en la hostelería- acumula un encarecimiento superior al 40% en el último año.

Los técnicos de las asociación agroganadera presidida por Ricardo Serra indican que las tierras sembradas de girasol han crecido también tras la decisión de Bruselas de suprimir el barbecho obligatorio -el agricultor tenía que dejar un 10% de su finca sin cultivar, un requisito que era imprescindible para cobrar las ayudas comunitarias-. Tal supresión, por cierto, ha sido una de las pocas medidas adoptadas en el seno de la Unión Europea para aminorar las tensiones de precios en oleaginosas y cereales.

Asaja, asimismo, atribuye el auge del girasol a la "poca dotación de agua para riego [en la cuenca del Guadalquivir] y el descenso de la superficie de algodón". En suma, que ha habido un trasvase de cultivos para aprovechar al máximo las reducidas asignaciones hídricas.

En concreto, para la provincia sevillana las estimaciones para esta campaña hablan de 145.000 hectáreas, que suponen un crecimiento del 26% respecto a las contabilizadas en la pasada. En el conjunto de Andalucía se calculan 247.000 hectáreas, un 15% más, y para todo el campo español, 650.000, con alza del 6,7%.

"Sobre los rendimientos de este año, podrían considerarse como buenos, dado que las lluvias de primavera han propiciado el buen desarrollo del cultivo", comentan los técnicos. Es más. Se vaticinan que incluso serán superiores a los recolectados en 2007. Así, frente a los 1.250 kilos por hectárea en tierras de secano y los 1.800 en las de regadío que se obtuvieron en el agro andaluz, se esperan, respectivamente, 1.500 y 2.000.

Aunque aún es pronto, esta evolución hacen pensar a la patronal en que la cosecha española va a rondar esta campaña las 800.000 toneladas. En la anterior, la producción andaluza se situó en 308.000 toneladas, de las que casi 200.000 se recolectaron en la provincia sevillana, mientras que la nacional se saldó con 703.000.

En cuanto a los precios, agrega la asociación, las previsiones de mercado son "optimistas" porque el aceite de girasol cotiza a niveles altos, así como el destinado a la fabricación de piensos. Si en 2007 la pipa se pagó a 0,63 euros por kilo, este año podría alcanzar los 0,69.

  • 1