martes, 19 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

El botellón y el tabaco captan menos adeptos y más mayores

El estudio de la Junta sobre drogas revela un descenso en el consumo de las sustancias y una subida en la edad media de la primera calada (17,5 años) y copa (16,8).

el 12 may 2010 / 19:08 h.

TAGS:

Los jóvenes concentran el consumo de alcohol los fines de semana en grandes cantidades.
Sea por la crisis o por las restricciones legales a su consumo en espacios públicos, el tabaco capta cada vez menos nuevos adeptos. Eso sí, los que ya han caído en sus redes se mantienen fieles, según los datos del último estudio sobre drogas realizado por la Junta, que revela también que aunque el alcohol es la sustancia más extendida, la práctica del botellón está en declive.

 

El estudio, realizado en 2009 sobre una muestra de 2.500 andaluces entre 12 y 64 años, indica un descenso en el consumo de todas las sustancias respecto a 2007, así como un retraso en la edad de inicio en estos hábitos.

En el caso del tabaco, aumenta el porcentaje de población que nunca ha encendido un cigarrillo del 44,6 al 46,5% al tiempo que bajan los fumadores ocasionales del 9,7 al 5%. Eso sí, en medio están los verdaderos adictos que se mantienen fieles hasta el punto de que un 35,2% fuma diariamente, la mayor tasa desde 1994. En palabras de la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, "cada vez hay menos personas que se incorporan pero el que fuma, fuma". La edad de inicio en los cigarros, a diferencia de lo que ocurre con otras sustancias, se mantiene estable en los 16,8.

Respecto a la sustancia más extendida, el alcohol, aunque va en descenso, lo cierto es que un 81,3% de la población reconoce haber bebido alguna vez, si bien el porcentaje de bebedores de riesgo -aquellos que cada día toman unas cuatro cervezas o dos combinados- ha bajado del 5,1% en 2007 al 2,3%. La edad de inicio en el consumo de alcohol ha subido en casi un año, de forma que si antes los jóvenes comenzaban a beber a los 16,6 años ahora esperan a los 17,5, casi a la mayoría de edad. No obstante, la directora general de atención a las drogodependencias , Ana María Gómez, reconoció que el patrón de consumo entre los jóvenes se caracteriza por concentrar la ingesta en poco tiempo, sobre todo los fines de semana. De hecho, mientras que entre el viernes por la noche y el domingo el 67,2% de los jóvenes de 21 a 24 años reconocen beber, esta cifra baja al 19,8% entre semana.

No obstante, la práctica del botellón -prohibida en varias ciudades- está en declive. Entre los menores de 30 años, en los últimos dos años ha bajado del 48,4 al 43,1% los que han participado en uno en los seis meses anteriores a la encuesta y del 11,7 al 9,8% los que afirman asistir todos los fines de semana. También ha aumentado la edad de los que acuden y se concentra en la franja de 16 a 24 años, donde se eleva al 57,9% la cifra de los que han ido a uno en los últimos seis meses, si bien desde Igualdad abogan por "no estigmatizar" y recuerdan que "participar no implica beber de forma abusiva".

En cuanto a las drogas ilegales, la más extendida es el cannabis pero ha bajado un 2,1% su consumo hasta el 7,4% de quienes reconocer haberlo tomado en los últimos seis meses. La cocaína, consumida en el último mes por el 1,9%, también ha descendido un 0,5%;la ingestión de éxtasis ha pasado del 1,5 al 0,6% y la heroína se mantiene desde hace años en un residual 0,1%. Navarro atribuye el descenso más a las campañas de prevención y la mayor sensibilización que a la crisis porque "los adictos son enfermos y se lo quitarán de otra cosa pero buscarán hasta el último céntimo para eso. Sí pueden plantearse más tratarse".

  • 1