Economía

El Cabildo de Córdoba negocia compensaciones económicas con Unicaja

El Cabildo de Córdoba, que suma algo más de un tercio del consejo de administración de Cajasur, ha iniciado contactos directos con Unicaja al margen de la propia entidad con el objetivo de obtener una serie de compensaciones económicas para dar su visto bueno a una fusión a tres con la entidad malagueña y Caja de Jaén.

el 16 sep 2009 / 05:52 h.

El Cabildo de Córdoba, que suma algo más de un tercio del consejo de administración de Cajasur, ha iniciado contactos directos con Unicaja al margen de la propia entidad con el objetivo de obtener una serie de compensaciones económicas para dar su visto bueno a una fusión a tres con la entidad malagueña y Caja de Jaén.

Fuentes conocedoras de las negociaciones informaron a este periódico de que tales exigencias habían frenado el avance de unas negociaciones en las que ya había acercamiento sobre tres asuntos claves: que la marca Cajasur se mantuviera durante un tiempo por determinar, que en Córdoba permaneciera una sede significativa de la entidad y que la Obra Social tuviera una sustancial partida económica.

Sin embargo, y según diversas fuentes, aquí que llega el Cabildo y exige que, dado que la Iglesia fue la fundadora de la caja, a su nombre se ponga parte del patrimonio inmobiliario de ésta (sobre todo oficinas), que se le asigne una compensación económica anual fija e incluso podría haber planteado reservarse el nombramiento de algunos directivos de la entidad fusionada, además de la cuota de representación que, también como fundadora, le correspondería en el nuevo consejo de administración.

Tales exigencias las quiere negociar el Cabido directamente con la caja malagueña, al margen de Cajasur y usando como mediadores a directivos de segundo nivel afectos a la Iglesia en nombre de esa institución eclesiástica.

Esas peticiones, que en Unicaja se consideran desmesuradas, pues restan patrimonio y recursos propios a la entidad resultante, han hecho que la negociación encalle, pese a que en ella ya habían entrado directivos del Banco de España, además de asesores externos para temas concretos. No obstante, el lunes volverán a reunirse, después de un tenso encuentro en la noche del jueves del que emanó más agua fría que caliente.

En este contexto, Braulio Medel, presidente de Unicaja, tendría una posición de fuerza respaldada por el Banco de España, que habría dado a Cajasur una única salida, la de fusionarse con Unicaja, y le habría cerrado el paso de otras opciones fuera de la comunidad que, por otra parte, la Junta de Andalucía nunca consentiría. Asimismo, diversas fuentes relatan que el arzobispo coadjutor de Sevilla, Juan José Asenjo -antiguo obispo de Córdoba y quien negoció con el hoy presidente andaluz, José Antonio Griñán, la vuelta de Cajasur a la tutela de la Junta de Andalucía-, está molesto por cómo se están llevando las negociaciones y, en especial, con Santiago Gómez Sierra, presidente de la entidad cordobesa.

En esta última, ni la suma de los consejeros procedentes de PSOE, PP y IU -vía diputaciones, corporaciones municipales o Junta de Andalucía- es suficiente para formar una mayoría que exija a Santiago Gómez Sierra una postura pública sobre la boda de las cajas vecinas de Málaga y Jaén. Sin embargo, el secretario general de los socialistas cordobeses y también consejero de Cajasur, Juan Pablo Durán Sánchez, lo va a intentar.

"Necesitamos un posicionamiento formal que erradique esta incertidumbre permanente. Es imprescindible un pronunciamiento formal por el bien de la caja, de los trabajadores y de Córdoba", matizó.

Durán, en declaraciones a este periódico, precisó que hay sintonía con el Partido Popular de cara a la necesidad de acometer la fusión, e Izquierda Unida está por la misma labor. No obstante, no prevé un respaldo de los consejeros que representan a los impositores y empleados (en este último caso, el sindicato Aspromonte, pues ni UGT ni CCOO están en el consejo). "Estamos en minoría, pero si el próximo miércoles no hay un posicionamiento oficial de Cajasur, algunos de nosotros saldremos y hablaremos de la fusión, ya que es lo que le daría fortaleza a esta caja de ahorros".

¿Pero y si Gómez Sierra plantea una unión interregional, por ejemplo con Caja Murcia? En ese caso, sentenció el dirigente socialista, el no sería rotundo. "No contemplamos ninguna fusión de la caja fuera de Andalucía. No vamos a buscar fuera lo que ya tenemos aquí para beneficio de ninguna otra comunidad autónoma. A Córdoba tampoco creo que le agradara".

  • 1