miércoles, 14 noviembre 2018
18:04
, última actualización
Cofradías

El Cachorro sale hoy desde su basílica

El Vaticano concedió en febrero la categoría de basílica menor al templo, por la devoción a sus imágenes y su profesión de fe.

el 05 abr 2012 / 19:54 h.

TAGS:

-->-->-->

Una cadena humana descarga los cirios para la inminente estación de penitencia en el patio de la casa de hermandad. Hay bromas, risas, el jaleo normal. "Chiss, un poco más bajo, que se escucha todo en la iglesia", reprende el hermano mayor, José María Ruiz. "En la iglesia no, hermano, en la basílica", le responde un eslabón de la cadena. "Ahí, ahí", asiente el resto. Y el hermano mayor reconoce: "Es verdad". La anécdota ilustra el orgullo que reina en la hermandad de El Cachorro desde hace apenas un mes, cuando durante la función principal del Quinario del Cristo de la Expiración, el arzobispo, Juan José Asenjo, anunció la buena nueva: el Papa había autorizado la designación del templo de la calle Castilla como basílica menor, un honor que solo ostentan en Sevilla los templos de la Macarena, el Gran Poder y la Trinidad. La misa de acción de gracias será el 3 de junio pero El Cachorro y la Virgen del Patrocinio saldrán ya hoy, si el tiempo lo permite, desde una basílica, ya que el título es oficial desde que Roma lo autorizó el 22 de febrero. Lo atestigua la copia del decreto del Vaticano, en italiano, que Ruiz guarda como un tesoro en su despacho.

Con motivo de esta distinción, la hermandad incorporará este año a sus insignias procesionales el canopeo, el estandarte basilical que solo pueden llevar aquellas cofradías que tienen su sede en una basílica. Lo portará uno de los acólitos, Pedro José Domínguez, antes de la presidencia del Cristo. El asta y la cruz basilical que lo corona han sido encargados de urgencia para llegar al Viernes Santo a Manuel de los Ríos, de Orfebrería Andaluza, y el parasol en rojo y dorado es obra del bordador Grande de León. La hermandad tiene previsto encargar otro diseño definitivo que reproduzca la cúpula del templo, pero no quería recorrer este año Triana y Sevilla sin anunciar mediante este símbolo el reconocimiento a la devoción a sus imágenes y a la labor de culto y promoción de la fe que desarrolla, requisitos canónicos para que una iglesia sea designada basílica menor.

"El Cachorro es mucho Cachorro, es conocido en todas partes, es la talla de Cristo más importante del barroco -obra de Antonio Ruiz Gijón (1682)- y su devoción traspasa las fronteras de España", relata orgulloso el hermano mayor ante el canopeo, que llegó el sábado e irá acompañado de dos dalmáticas. Aunque ha sido esta junta de gobierno la que ha impulsado la petición y según Ruiz monseñor Asenjo ha sido "su gran valedor", el actual hermano mayor, que se despide precisamente en junio tras nueve años, recuerda que el proyecto viene de lejos, con sus antecesores, que siempre creyeron que Triana debía contar con una basílica y la devoción al Cachorro, en una iglesia edificada junto a la antigua capilla del Patrocinio en la que nació la hermandad y que se conserva como anexo al templo, lo merecía.

La iglesia sufrió hace dos años una importante remodelación en la que se construyó una cúpula en mármol verde y rojo y se instaló un telón cortafuegos para las imágenes. Ahora la obra se rematará con la instalación de una mesa de altar fija, como se exige a las basílicas, en los mismos mármoles y cuyas volutas serán las antiguas maniguetas del paso de Cristo. Al igual que la cúpula, el proyecto es del teniente de hermano mayor, Jacinto Pérez. Las obras comenzarán después de Feria y está previsto instalarlo el 28 de mayo, para que todo esté listo el 3 de junio, día de la misa de acción de gracias. En la fachada se colocará un azulejo conmemorativo y el nuevo escudo con los signos basilicales.

La de hoy se espera que sea una salida especial, a la que asistirá, como es costumbre, el arzobispo. José María Ruiz espera despedirse haciendo la estación de penitencia. La lluvia le ha castigado tradicionalmente y solo ha podido salir tres años de sus nueve años de mandato. Triana ya tiene su basílica, en el mismo sitio -entonces uno de los más humildes del arrabal- donde desde hace cuatro siglos se venera al Cristo de la Expiración.

  • 1