Deportes

El Cádiz da la sorpresa y gana el Carranza ante el Málaga

El conjunto amarillo, que milita en Segunda B, se impuso por 2-0 con goles en el tramo final del encuentro. Es la primera derrota de la pretemporada para el equipo costasoleño.

el 06 ago 2011 / 22:29 h.

El Cádiz se adjudicó la LVII edición del Trofeo Ramón de Carranza tras imponerse al Málaga por 2-0, gracias a los goles de Juanjo y Dioni, que condenaron en los instantes finales al cuadro de Manuel Pellegrini, que cosecha su primera derrota de la pretemporada.

Los amarillos, que militan en Segunda B, se olvidaron de la diferencia de categoría y trataron al Málaga de tú a tú. Un partido que dejó clara la implicación de los cadistas en su torneo, el cual no ganaban desde el año 2006, cuando firmaron su último regreso a Primera División.

El equipo de José González supo esperar su momento. Después de una primera mitad con más dominio de los blanquiazules, los locales marcaron en la segunda parte. Primero fue Juanjo, que batió con un buen cabezazo a Rubén cuando corría el minuto 78 de partido.
Y después, el ex ariete del Guadalajara dejó su sitio a Dioni, que se convirtió en protagonista al sentenciar el choque con el 2-0. El delantero del Cádiz marcó por bajo al culminar una contra de manual y dejó en las vitrinas del Carranza el octavo cetro del tradicional torneo veraniego.

El Málaga lo intentó en los instantes final por medio de Joaquín y Van Nistelrooy, que a punto estuvieron de batir a Aulestia, pero no encontraron el camino para empatar la contienda. Así, el Cádiz vuelve a ganar su trofeo e iguala, con ocho, al Atlético de Madrid como equipo con más ‘Carranzas'.

TERCER Y CUARTO PUESTO. El Udinese derrotó en los penaltis al Sporting de Lisboa tras empatar (2-2) al término de los noventa minutos y finalizó tercero. El conjunto italiano se adelantó en el minuto 13 gracias a un gol de Badu. El Sporting empató tras el descanso gracias a un tanto del chileno Diego Rubio. A nueve minutos para el final, Flores batió con un fuerte disparo al meta portugués y volvió a adelantar al Udinese. Cuando la victoria italiana parecía segura, Rubio empató de penalti para poner el 2-2. En una larga tanda de penaltis, el fallo del portugués Martins y el acierto de Floro Flores decidieron.

  • 1