viernes, 15 febrero 2019
16:52
, última actualización
Deportes

El Caja aclarará su futuro en el consejo del viernes 29

Está previsto que asistan representantes de CaixaBank para confirmar el presupuesto de la próxima temporada y las líneas maestras de una vinculación que desaparecerá en cuatro años.

el 25 jun 2012 / 22:19 h.

TAGS:

Aunque los gestores del club ya tienen sobre la mesa la cifra, el viernes puede ser el día en que, definitivamente, el Cajasol confirme oficialmente el presupuesto con el que va a contar para la próxima temporada en la Liga ACB, y de esta manera, empezar a trabajar en la configuración de la plantilla. Será justo un día antes de que queden extinguidos los contratos de varios jugadores de la última campaña. También el del entrenador, Joan Plaza, quien está también a la espera.

El día 29 está previsto un consejo de administración del club en el que quedarán aclarados las principales incógnitas del Cajasol de la próxima temporada. Según fuentes de la entidad del San Pablo, está previsto que asistan al mismo los representates de Caixabank con quien han estado negociando el futuro del club en Barcelona desde que se produjo la absorción de Banca Cívica. Debe quedar resuelto el presupuesto y también la continuidad de los principales ejecutivos. Las líneas maestras no diferirán respecto a las conversaciones que han ido desarrollando en las últimas semanas.

Habrá presupuesto que, aunque con un recorte significativo, permitirá que el equipo pueda desenvolverse con posibilidades de clasificarse para los play offs, aunque el club no podrá aspirar a mantener, en principio, a varios de sus mejores jugadores de la pasada temporada. No obstante, dadas las dificultades económicas que atraviesan la mayor parte de los clubes de baloncesto, cuando ya se empieza a hablar de una posible liga con solo 16 equipos, es posible que en un mercado en grave crisis, con menos dinero se puedan conseguir jugadores que, en un primer planteamiento, podían estar fuera del alcance del Caja.Caixabank aportará para el próximo año el dinero y fiscalizará la entidad, pero no quiere ser propietario del club, sino simplemente su sponsor principal. Quieren ir apartándose paulatinamente, de tal manera que en el plazo de cuatro años tengan un papel casi testimonial en la entidad, al hilo de la política que La Caixa ha tenido históricamente respecto a su participación en el deporte profesional. Así, en los siguientes tres años, la viabilidad del club en la Liga ACB dependerá de su capacidad para captar patrocinios y recursos que cubran la parte que dejará de aportar la entidad bancaria catalana, que cada año pondrá menos dinero.Para el año que viene y en los sucesivos, en el Caja esperan que Cajasol, a través de su Fundación, pueda hacerse cargo, al menos, de los costes de la cantera.

Con todo este contexto, a corto y medio plazo, se acometerá, en primer lugar, la decisión estratégica sobre el entrenador del equipo. Hace unos meses el club contaba con que Joan Plaza no seguiría, dado que no podría mantenerle un contrato similar al que ha percibido en estos tres años. El barcelonés, no obstante, estaría dispuesto a reducir considerablemente sus emolumentos, hasta adecuarlos a las posibilidades del club. No obstante, la entidad, en buena lid, pretende a un entrenador que se adapte no sólo al primer año, sino también a los siguientes y sus circunstancias, que obligará a dar todo el protagonismo a los jóvenes jugadores del equipo y a la cantera, mezclados con jugadores veteranos en plantillas con los efectivos justos. Plaza tendrá que decidir si le interesa.

  • 1