Deportes

El Caja busca en Pucela alargar su estado de gracia con su quinto triunfo consecutivo

El equipo de Plaza, quinto en la tabla, tratará de reforzar sus opciones de disputar la Copa del Rey en la cancha del Blancos de Rueda Valladolid, que se halla en puesto de descenso.

el 04 dic 2009 / 21:37 h.

No hay quinto malo para el Cajasol, quinto en la tabla y que en su afán por mantenerse entre los ocho mejores de la ACB y poder así retornar a la Copa del Rey buscará redondear en Valladolid un repóker de victorias que le acercaría muchísimo a la cita de Bilbao.

Más teniendo en cuenta que jugará en San Pablo cuatro de las cinco próximas jornadas ante rivales en su mayoría asequibles: Murcia, Valencia, Alicante y Manresa, con complicado desplazamiento a Vitoria entre medias.

Cuentos (y cuentas) de la lechera aparte, al enrachado conjunto de Joan Plaza le aguarda en el Polideportivo Pisuerga un rival algo endeble, eso sí aliviado tras ganar en Guipúzcoa, si bien anclado de momento en plaza de descenso: es penúltimo con apenas tres victorias en su casillero.

Y sus tres últimas comparecencias ante su afición (ante Estudiantes, Granada y Real Madrid) las ha saldado con derrota.Aunque, si a los números hay que atenerse, no es menos cierto que el Caja ha perdido en sus cinco últimos desplazamientos hasta Valladolid –el balance global, en cambio, arroja 10 triunfos locales por 8 visitantes–; si bien no era ninguno de esos el Caja de Plaza, un conjunto pétreo en labores defensivas (69,7 puntos en contra, por 75 del Blancos de Rueda), con los roles muy bien definidos y con su quinteto base, más el renacido Miso, rindiendo casi al máximo de su potencial.

El equipo de Porfirio Fisac, por su parte, está formado en gran medida por hombres con hambre tras hacerse un nombre en la LEB. De hecho del plantel pucelano sólo el base Brian Chase no ha jugado en la segunda categoría del baloncesto español y es precisamente el de Washington el jugador más desequilibrante (13,8 puntos y 2,4 triples por encuentro), por lo que su duelo con Earl Calloway puede ser decisivo.

Su otro yanqui, Robert Battle, planteará batalla –valga el juego fácil– bajo tableros: es el líder de la ACB en tapones (1,9), especialidad asimismo de Lamont Barnes, cuyo pasaporte aún no en regla impedirá probablemente el estreno esta temporada del base galo Stéphane Dumas, recuperado de una fractura en la mano.

En el perímetro, el argentino Fede Van Lacke (10,5 puntos) y el granadino Isaac López (8,8) están más acertados que Dan Grunfeld (6,5), hijo del ex NBA Ernie Grunfeld, nueve temporadas en la liga USA y gran triplista. Como lo son sevillanos (37,3%) y pucelanos (36,8%). Ojo al bombardeo.

  • 1