Deportes

El Cajasol arrolla a un desconocido Axa Barcelona

El Cajasol dio la sorpresa de la jornada infringiendo un duro correctivo a un Axa Barcelona (75-58), que fue la sombra del equipo que el jueves ganó brillantemente al Real Madrid en la Euroliga y que pierde la estela del conjunto blanco y del DKV Joventut, vencedores en sus encuentros de esta jornada. (Foto: Antonio Acedo)

el 14 sep 2009 / 20:42 h.

El Cajasol dio el golpe de efecto que necesitaba para iniciar el arranque definitivo en esta temporada y sacó literalmente de la cancha a un desconocido Barcelona, pésimo en el tiro y despistado en defensa.

Los azulgranas, que llegaron a Sevilla con una convincente victoria en la Euroliga ante el Real Madrid y con una sola derrota en la ACB, se encontraron con un rival muy distinto al que sólo había conseguido hasta el momento dos triunfos en las primeras ocho jornadas del torneo doméstico.

El equipo sevillano salió convencido de que la entrega total y el derroche físico en la defensa era condición indispensable para tratar de superar a un rival que tiene muchos más recursos.

Con ello el Cajasol sorprendió al equipo que entrena el serbio Dusko Ivanovic con una fuere defensa individual que motivó la precipitación en el tiro del Barcelona y el que en el primer cuarto nunca estuviera cómodo en la cancha, algo que salvó el base esloveno Jaka Lakovic con su aportación anotadora (siete puntos).

La formación local, en su debe, tuvo pocos recursos en el ataque, donde no aprovechó la muchas ocasiones de las que dispuso para mandar, con lo que el primer cuarto terminó con un ajustado 10-12.

En el segundo parcial los del argentino Rubén Magnano mantuvieron gran intensidad y buen hacer en la defensa ante un rival que nunca encontró la fórmula de encontrar la canasta local, lo que se refleja en los ocho puntos que sólo metió en estos diez minutos y que se fuera al descanso con un triple transformado en nueve intentos.

El Caja, por contra, mejoró sus porcentajes desde el principio y logró un parcial de 11-2 con el que mandó con suficiencia hasta la conclusión de la primera parte, que reflejó la máxima ventaja del partido, de once puntos (31-20).

La pájara con la que había entrado en este partido el FC Barcelona no cesó en el tercer cuarto, en el que sólo Lakovic se mantuvo firme en el lanzamiento, pero se rodeó de unos porcentajes de equipo espectaculares con sólo un triple de catorce lanzamientos.

El conjunto andaluz, por su parte, se lo creyó conforme avanzó el choque y fue superior en defensa, rebotes y tiros, sobre en los triples, con seis aciertos de nueve intentos, con lo que se entró en el último cuarto con la máxima ventaja hasta el momento, de 25 puntos (59-34).

Este último parcial se pudo considerar en su totalidad como el de la basura, porque el partido estaba listo para sentencia con un Barça entregado ante un Cajasol que se quiso gustar y que quizá por ello también bajó en su intensidad, lo que dejó el resultado final en 17 puntos de ventaja (75-58) cuando llegó a ser de hasta 27 puntos (65-38).

  • 1