Deportes

El Cajasol de Joan Plaza no debe 'perdonar' al colista CB Murcia

El Cajasol de Joan Plaza tratará de recuperar el sabor de la victoria, tras un mes sin ganar, a costa de un CB Murcia anclado en la última plaza de la Liga ACB pese a la incorporación de, entre otros, el ex cajista Asselin. Los sevillanos viajan sin Rey y con Kirksay dudoso.

el 06 mar 2010 / 22:49 h.

El año pasado por estas fechas, el Cajasol habitaba en el sótano de la ACB con cuatro triunfos en su casillero –sumaba el quinto justo hace un año, al imponerse al Bilbao Basket en San Pablo–, una situación muy similar a la que vive esta temporada el CB Murcia, colista asimismo con cuatro victorias aunque con dos notables diferencias.

El equipo sevillano tenía entonces la salvación a un par de triunfos de distancia y un potencial sobrado para pensar en que la reacción tenía que producirse antes o después, en tanto que los pimentoneros ven la barrera de la salvación a cuatro triunfos (demasiados quedando once por jugar) y su plantel tiene muchas limitaciones y no se atisba ningún Tucker que vaya a liderar la resurrección.

Y eso que los levantinos han estirado el presupuesto dentro de sus posibilidades y, cual Cajasol del anterior curso, han mutado de entrenador, llegando Edu Torres igual que lo hizo Pedro Martínez a Sevilla, y reforzado el roster de jugadores con la incorporación de Amara Say y el ex cajista Josh Asselin, en enero, y de Shammond Williams, la semana pasada.

Altas que sin embargo no han variado en exceso la dinámica. Los murcianos acumulan cuatro derrotas seguidas, y cuatro son también las victorias que suman, todas en casa eso sí, de ahí que el Cajasol haría bien en no permitir al colista soñar con dar la sorpresa, para lo cual deberá sujetar bien al dueto de directores que conforman el citado Williams y el serbio Milos Vujanic (cuarto anotador de la ACB, con 16,9 puntos de media) y al siempre incordiante Chris Moss (segundo reboteador de la Liga, con 7,91 de promedio).

Porque el rebote es, además, la principal baza del colista, y ahí habrá que observar el morboso duelo Asselin-Triguero, más cuando en las filas sevillanas no estará Rey ni, quizás, Kirksay.

No cabe duda de que el conjunto murciano necesita ganar como el comer, pero el Cajasol tampoco puede permitirse demasiados lujos si quiere conservar su condición de equipo en zona de play-off. Las derrotas ante Unicaja y Barça, aun lógicas, sumadas al torneo copero hacen que el Caja lleve justo un mes sin ganar, desde que lo hizo ante Estudiantes.

Una costumbre que no debe olvidar con la jauría de lobos –hasta seis equipos en dos triunfos– que le persigue hambrienta.

  • 1