Deportes

El Cajasol enlaza cuatro triunfos y sueña con la Copa del Rey (75-67)

el 29 dic 2010 / 21:53 h.

Ivan Radenovic (i), del Menorca Basquet, intenta bloquear a Paul Davis, del Cajasol.

El Cajasol cumplió su cometido y cerró un mes de diciembre inmaculado, con pleno de cuatro triunfos consecutivos ante Caja Laboral, Estudiantes, Manresa y Menorca que le permite acercarse al primer objetivo de la temporada, la Copa del Rey, si bien para alcanzarlo deberá prolongar su estado de gracia en un exigente mes de enero, en el que le aguardan tres salidas contra rivales directos (Valencia, Valladolid y Bilbao) y la visita del Madrid.

Tres equipos con los que comparte balance (7/6) y que le anteceden en una tabla clasificatoria donde el conjunto sevillano aparece por vez primera entre los ocho mejores, si bien la pelea se augura encarnizada por el calendario y porque tiene detrás a otros cuatro conjuntos igualados a victorias: Gran Canaria, Lagun Aro, Joventut y Unicaja.

Un panorama, en todo caso, para soñar, para no rendirse. Y eso es lo que hizo el cuadro de Joan Plaza ante un Menorca que dominó hasta el descanso, pero que acabó sucumbiendo a la notable defensa cajista en los dos últimos cuartos, cuando los baleares sólo pudieron anotar 25 puntos (por 24 sólo en el segundo parcial).

Los ajustes y la intensidad defensivos fueron el caldo de cultivo sobre el que se forjó una remontada que tuvo tres nombres propios, los del inmenso Tariq Kirksay, el inspirado Txemi Urtasun y el insistente Louis Bullock, los tres magníficos.

El conjunto de Paco Olmos se encontró muy cómodo desde el inicio por dos factores: el excelente criterio de sus bases, en especial Diego Corciari (media docena de asistencias al descanso), y la irritante permeabilidad de la defensa local, que asistía una y otra vez a penetraciones, puertas atrás y balones doblados que acababan siempre en canasta, con protagonismo del ex cajista Ivan Radenovic, que junto a Caio Torres superaron a un despistado Paul Davis. Fue el mismo Radenovic quien colocó la primera ventaja inquietante (32-40) ya cerca del ecuador.

En el tercer acto, Bullock se empeñaba en lo imposible y Davis aparecía por fin con un par de mates escalofriantes, pero acto seguido cometía dos faltas absurdas y se tenía que sentar en el banco.

La entrada de Juanjo Triguero, muy centrado y fajándose como el que más, fue todo un acierto. Cuando más se sufría (39-49 tras triple de Huertas), llegó el punto de inflexión para que la defensa cajista se volviera atosigante y, con Kirksay a los mandos y Urtasun enchufado, los locales infligieran al Menorca un parcial 13-3 que equilibraba la contienda (52-52).

Los triples de Radenovic y Victor mantuvieron el pulso en el inicio del último periodo, pero un nuevo arreón de los hombres de Plaza (10-2, con Kirksay espectacular y Katelynas uniéndose a la fiesta) abrió una brecha de ocho puntos (71-63) que ya fue definitiva. Una gran despedida de año aunque queda lo más difícil.

 

Ficha técnica

75 - Cajasol (18+16+20+21): Satoransky (3), Bullock (15), Kirksay (12), Katelynas (12), Paul Davis (6) -cinco inicial-, Popovic (2), Triguero (5), Urtasun (17), Sastre (3) e Ivanov (-).

67 - Menorca Bàsquet (18+24+12+13): Ciorciari (5), Limonad (8), Victor (12), Donaldson (6), Radenovic (14) -cinco inicial-, Huertas (6), Servera (2), Diego Sánchez (5) y Caio Torres (9).

Árbitros: De la Maza, Munar y Rial. Eliminaron por faltas personales al visitante Limonad (m.40).

Incidencias: partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante cerca de cinco mil espectadores.

  • 1