Deportes

Severo correctivo a las aspiraciones de un Caja que no supo leer el partido

Los sevillanos desatendieron sus obligaciones defensivas en un duelo de ritmo eléctrico ideal para Murcia. Al descanso encajaban 50 puntos, con 11 pérdidas y una sola recuperación. Al final, 73-93.

el 01 mar 2014 / 21:18 h.

CAJASOL-BALONCESTO-01Probó el Cajasol a enfrentarse a la lógica de las cosas. Con uno de los mejores rendimientos defensivos de la Liga, frente a un equipo que tiene una producción ofensiva aceptable (76,5), y con la moral tocada por un serial de ocho derrotas, el conjunto de Aíto García Reneses quiso jugar el partido que menos le convenía, y sufrió un serio correctivo. Tuvo que estrellarse contra un muro para espabilar, pero entonces sus opciones ya estaban moribundas y fue presa de la ansiedad. Era evidente que sus posibilidades arrancaban de un partido a ritmo bajo, donde las defensas fueran los argumentos principales de la puesta en escena. En cambio, se dejó llevar, tal vez atrapado por el espejismo de que el penúltimo de la liga no le iba a poder ni a meter canastas, que para algo ‘soy un equipo de play off’. Esa cierta prepotencia mental le costó muy cara. No solo no supo leer la defensa que propuso Marcelo Nicola, que a punto estuvo de sorprender hace una semana a Unicaja, sino que no supo leer el partido en ninguno de sus términos, y acabó desarbolado por completo. Porque tras el esparcimiento del primer cuarto (24-22), donde como niños en el recreo se dedicaron a correr de aquí para allá, con tan buenos momentos en ataque como pésimos, además estos justo cuando ganaba ventajas, al ritmo de Landry –diez puntos en esos primeros diez minutos– el Cajasol se creó a sí mismo una falsa expectativa, porque el partido le iba a contraestilo. El exceso de actividad le acabó pesando. Se empezó a atropellar frente al aro rival, porque sobredimensionaba la velocidad de la ejecución, y la ristra de pérdidas las fue utilizando Murcia para martillear el aro sevillano sin piedad y casi sin oposición. Al eficaz Tillie se unió Davis, que si hubiese soñado un partido hubiese sido con este sin duda, y con 13 puntos sin un solo error en el tiro en el cuarto –casi todas canastas fáciles en contraataque– puso contra las cuerdas a un Cajasol que encajó 50 puntos sin pestañear (36-50). Tocaba heroica y un cambio sustancial en la propuesta tras el descanso. El primer ataque cajista de la continuación acabó en manos murcianas. Pérdida número 12 y triple de Berni Rodríguez a continuación (36-53). Las estadísticas conminaban a todo menos al aliento local. 15 pérdidas y 2 recuperaciones por las 3 pérdidas y 13 recuperaciones de los pimentoneros, que llevaban 17 canastas de dos; el Caja se lo jugaba casi todo a la ruleta del triple: ocho canastas desde esa distancia, las mismas que en tiros de dos. ¿Qué equipo jugaba como tal y cuál de los dos hacía lo contrario? Por fin se puso a defender Cajasol, a tirar de épica. Y también de orgullo. Porque el correctivo empezaba a ser serio. Lógicamente, Murcia lo acusó, frenó su ritmo y los de Aíto García Reneses parecieron ver por unos minutos la luz (52-61). Pero en ataque, con un Satoransky muy poco iluminado y con Landry mejor defendido, el juego era lastimosamente caótico, sin un jugador que aportara soluciones y menos que ordenara el juego. Kelati anotaba un triple en los últimos segundos del cuarto que alejaba más aún la posibilidad de una remontada ya inesperada (55-68), y los de Nicola ya no tenían dudas. El alero estadounidense con nacionalidad polaca acabó por finiquitar la cuestión en las siguientes acciones, con otros dos triples, el segundo de ellos en posición forzadísima desde la esquina (55-74, m.31) delante del cariacontecido banquillo cajista. En San Pablo ya solo se escuchaba al grupo de seguidores murcianos que contemplaban la gestación de la primera victoria de su equipo en este 2014. Tuvo que ser ante Cajasol, ante el que Murcia ha sumado dos de las seis victorias que tiene en su casillero, y al que puede de nuevo este serio traspiés dejar fuera del play off como ya sucedió con la Copa del Rey. En Murcia al Caja se le escapó un partido que tenía ganado. Ayer lo tuvo perdido desde el segundo cuarto a base de invertir la lógica del partido que le convenía. Será cosa de la juventud. - Ficha técnica: 73 - Cajasol (24+12+19+18): Satoransky (9), Balvin (4), Bamforth (9), Sastre (6), Landry (19) -cinco inicial-, Mata (5), Franch (7), Porzingis (5), Hernangómez (7) y Burjanadze (2).  93 UCAM Murcia (22+28+18+25): Berni (11), Wood (-), San Miguel (6), Tillie (21) y Romdhame (4) -cinco inicial-, Lima (12), Kelati (16), Davis (19), Sánchez (2) y Radovic (2). Árbitros: Redondo, Manuel y García González. Sin eliminados. Incidencias: Partido correspondiente a la jornada vigésimo primera de la Liga Endesa, disputado en el Palacio Municipal San Pablo ante unos 3.500 espectadores.

  • 1