Deportes

El Cajasol merienda en casa

El Cajasol despacha al pobre Lagun Aro Bilbao con una aportación estelar de Urtasun y Bullock (73-61). El próximo encuentro será en Europa ante el Alba Berlín.  

el 30 ene 2011 / 13:43 h.

Miralles entra a canasta.

Sin alardes y sin desgaste. Y sin piedad. El Cajasol despachó a uno de los equipos más flojos que han pasado por San Pablo. Doblegó a un Lagun Aro a la deriva tras encadenar seis derrotas -ahora siete-, y lo hizo desde su infinita superioridad en el rebote, en especial el ofensivo, controladas dosis de su intensidad defensiva y la excelsa mano de sus más acreditados bombarderos, Txemi Urtasun y Louis Bullock.

Ambos resultaron letales en el segundo cuarto para matar un partido de trámite pero que había que ganar sí o sí para proseguir la escalada que permita a los hombres de Plaza pelear por jugar la fase por el título.

El choque, de guante blanco para los sevillanos, apenas deparó algún contratiempo por la temprana carga de faltas personales de los dos pívots natos locales: Davis no tardó ni dos minutos en cometer dos y su sustituto, Triguero, le imitó enseguida.

También Kirksay se unió al club de los lastrados pronto y, ante tal desbarajuste, el despegue inicial de los locales (10-3) se detuvo en seco. Como en seco estaba el ataque guipuzcoano, que tardó más de seis minutos en anotar su primera canasta de campo, ya con su principal amenaza, Baron, en el banco ante su falta de producción.

El relevo de éste, el ex cajista Domen Lorbek, selló un parcial 0-8 para poner a los visitantes por delante (10-11), un espejismo que se alargó hasta el primer receso. Porque en el segundo parcial el conjunto de Plaza pisó a fondo el acelerador hasta anotar 25 puntos, aportado en su mayoría por el dúo Urtasun-Bullock, que hizo añicos al rival en los mejores minutos de los sevillanos, con ambos escoltas en cancha y también con los dos interiores bajitos, Katelynas e Ivanov.

El lituano, de nuevo activo, selló una brecha de trece puntos (40-27) enmedio del apabullante dominio cajista bajo los tableros. Los locales alcanzaban el ecuador doblando el rebotes (22 a 11) a los vascos, siendo la comparación especialmente sangrante en lo tocante a ofensivos (13 a 2).

El partido parecía sentenciado, y más cuando otro triple de Bullock elevó la diferencia hasta los dieciocho puntos (49-31), si bien un tiempo muerto de Laso logró detener la avalancha y sembrar la duda en unos minutos de gloria de otro ex cajista, Tskitishvili (ocho puntos casi seguidos del georgiano).

El acompañamiento de Panko y Miralles, con otro oportunísimo triple de Bullock entre medias, alargó la incertidumbre hasta el último periodo. Pero el Lagun Aro no fue capaz de reducir su desventaja por debajo de la decena y entonces Davis aprovechó el ratito que le dejaron jugar los árbitros para exhibir su calidad y dejar el asunto más que resuelto, pese al esfuerzo postrero de un Lorbek que nunca se vio en San Pablo.

Zanjado el trámite y con cuatro triunfos consecutivos, dos en Liga y dos en Eurocopa, en apenas trece días mágicos, el Caja retorna a su desafío europeo mañana mismo. Que tiemble el Alba.

- Ficha técnica:

73 - Cajasol (15+25+19+14): Kirksay (7), Satoransky (5), Bullock (17), Katelynas (11), Davis (12) -cinco inicial- Popovic (2), Triguero (2), Cabanas (2), Urtasun (12), Sastre (0) e Ivanov (3).

61 - Lagun Aro (16+13+18+14): Salgado (4), Panko (14), Baron (3), Miralles (5), Doblas (6) -cinco inicial- Uriz (2), Tskitishvili (12), Lasa (-), Kone (0), Sánchez (2) y Lorbek (13).

Árbitros: Pérez Pérez, Guirao y Sánchez. Eliminaron por cinco faltas personales al pívot del Cajasol Paul Davis (m.39).

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo novena jornada de la liga ACB, disputado en el pabellón San Pablo de Sevilla ante 4.700 espectadores. 

  • 1