Deportes

El Cajasol quiere agarrar media Copa en Valencia

Empatados a seis victorias, el Cajasol tiene la oportunidad de dar hoy en la Fuente de San Luis de Valencia un paso clave para cumplir el primer objetivo del año ante un rival mermado por las lesiones.

el 16 dic 2011 / 22:49 h.

La Fuente de San Luis ha sido años atrás una pista casi inabordable para el Cajasol pero este Valencia Básket actual cotiza a la baja en la ACB. Primero, porque su presupuesto ya no le da para atacar el mercado con la vista puesta en la Euroliga, y segundo, por la suerte esquiva que viene acaparando en una temporada en la que, de pronto, se ha quedado sin dos piezas claves como Víctor Claver y Florent Pietrus y sin un complemento como Vitor Luiz Faverani. Durante unas semanas han podido disfrutar de un jugador que marca diferencias como Tiago Splitter, pero el fin del lockout ha ahorrado al Cajasol tener que medirse a un Valencia Básket que con el NBA brasileño hubiese sido de una dificultad elevada (en tres partidos ha promediado más de 15 puntos).

El equipo de Paco Olmos viene de perder sus dos últimos partidos, ambos a domicilio pero en dos canchas complicadas, como son las de Real Madrid y Bilbao, en esta última situando en el cinco inicial a un jugador del filial, Larry Abia, dados los problemas que tienen en el puesto de alero alto. Para reforzar el juego interior debido a las mencionadas bajas por lesión, hoy debutará el ala-pívot montenegrino Zarko Rakocevic, procedente de la liga austriaca y ex compañero de Milenko Tepic en Partizan de Belgrado.
Olmos tiene a su disposición, no obstante, a jugadores determinantes como Rafa Martínez (13.7), el ex cajista Nick Caner-Medley (13.5) o Nando de Colo (11.9) , uno de los bases con más talento de la liga, y jugadores sólidos en la pintura como Lishchuk y Ogilvy. Que el Cajasol concrete su segunda victoria a domicilio, tras asaltar la cancha del Bilbao, dependerá de un partido de alto nivel, especialmente en el apartado defensivo, donde los de Joan Plaza son capaces de alcanzar unas prestaciones que le lleven a derribar casi a cualquier rival en esta Liga.

La ocasión lo merece, porque la victoria permitiría al Cajasol Banca Cívica consolidarse en la sexta plaza, donde iguala a seis triunfos con Valencia y Fuenlabrada (basket average favorable para los sevillanos de +39, frente a los +19 de los taronja), en el que es el partido número 100 de Joan Plaza en el banquillo sevillano y el 50 de Paul Davis en la ACB. El pívot estadounidense fue decisivo como casi siempre para el Cajasol en la victoria ante el Blancos de Rueda, donde los sevillanos no acabaron de dar las mejores sensaciones. Ante el colista, que apenas cuenta con tres jugadores de nivel, postergó la definición del choque hasta el último cuarto y la defensa, a buen nivel, apenas si apereció en distintas fases de los dos últimos cuartos.

En ese tramo fue espectacular la irrupción de Milenko Tepic, del que cabe esperar dé continuidad a su buen estado de forma, porque ante los vallisoletanos dio toda una lección de baloncesto. Importante será también que los bases del conjunto sevillano, Calloway y Satoransky, den un paso hacia adelante, porque en las últimas semanas viven ambos hermanados con la irregularidad.

Pancho Jasen reconocía antes de partir hacia Valencia que "ganar sería un punto de inflexión grande de cara a la Copa del Rey. Es un rival potente, competitivo y será importante el control del partido imponiendo el ritmo que nos conviene desde el dominio del rebote".

  • 1