Deportes

El Cajasol quiere atar la Copa con una machada en Vitoria

El Cajasol afronta este domingo un complicado choque en Vitoria ante el Caja Laboral (18.00) que de resolver le daría la clasificación virtual para la Copa del Rey de Bilbao. Los vascos, terceros, no pierden en liga en casa desde que cayeran ante el Caja en abril de 2008.

el 26 dic 2009 / 21:41 h.

San Emeterio pudo ser cajista este año.

Muy pocos equipos pueden ganar en Vitoria. El Cajasol sólo lo ha hecho en cinco ocasiones en veintiuna visitas, desde aquella primera hace casi diecinueve años (29 diciembre de 1990) que aún se mantiene como la peor derrota en viaje a la capital alavesa (103-68), con Chicho Sibilio (25 puntos) comandando al equipo de Herb Brown, con Arlaukas, Pablo Laso, Juanito De la Cruz, Ramón Rivas... Bingenheimer fue el único que les pudo hacer frente (25 puntos) ayudado por Toñín Llorente (14) en un Caja San Fernando de Alberto Pesquera que comenzaba a escribir las primeras páginas de su historia en la élite. Sastre y Satoransky no habían nacido entonces y Joan Plaza hacía sus pinitos en el baloncesto de base pensando más en un futuro como funcionario de prisiones.

Hoy acude al Fernando Buesa Arena como referente de un Cajasol que sigue los pasos de aquel que en 1999 asaltó la pista vitoriana (63-68) y que trata de alejarse, incluso, del que hace dos años también se apuntaba la victoria (77-85), plagado de supuestas figuras que casi nunca ayudaron a construir un equipo. Este Caja es sin duda la sensación de la liga y hoy trata de volver a sorprender después de revolcar sin contemplaciones al Valencia Basket para colocarse a una victoria y media de la Copa del Rey. Si no lo logra, siempre quedará San Pablo y los partidos ante Alicante y Manresa, éste último, precisamente, uno de los tres equipos que hasta el momento han logrado vencer a los de Dusko Ivanovic (Barcelona y Valencia son los otros, todas ellas derrotas del Caja Laboral lejos de su pista).El último que logró ganar en Vitoria fue precisamente el mencionado Caja de Manel Comas. 24 partidos de liga después, sigue invicto, incluida toda la temporada pasada. Será un partido de poder a poder, del tercero (10 victorias) contra el quinto (8), del mejor ataque de la ACB (79.4), el local, contra la segunda mejor defensa (68.02), la visitante, del jugador más valorado (Splitter, 20.23) contra uno de los más completos y determinantes (Kirksay). En este Cajasol tan competitivo bien podría figurar Fernando San Emeterio, que llegó a tener un acuerdo por dos temporadas con el club sevillano este verano, cuando el Caja Laboral estaba loco por deshacerse de él. Por caprichos del mercado (y de la indemnización) se quedó, y ahora es pieza clave para Ivanovic (12.3 puntos, segundo máximo anotador). En la comparación con Ager... en fin. Huele a partidazo a 45 minutos de Bilbao. La Copa está bien cerca, a tiro de victoria.

El Cajasol cuenta para el partido de hoy con el ala-pívot serbio Ivan Radenovic, tras firmar su contrato con el club sevillano el pasado miércoles. Aunque apenas si ha podido completar tres sesiones de entrenamiento, el jugador llega con ritmo de competición y es posible que Joan Plaza pueda darle ante el Caja Laboral algunos minutos. En el cuadro vasco será novedad el regreso a las canchas del alero hispano-argentino Walter Herrmann, tras su larga inactividad por una operación de rodilla.

Andrés Miso reconoció que el duelo de hoy contra el Caja Laboral será "complicado" por el buen momento que atraviesa el equipo vitoriano, pero confía en sacar un buen resultado del Fernando Buesa Arena. "Será un encuentro complicado pero nosotros vamos con la moral muy alta y con muchas ganas de hacer un buen partido en Vitoria". Para el escolta cajista, sin defensa no van "a ningún lado" y destacó la fortaleza física del cuadro sevillano. "Si destacamos en algo es en el aspecto físico, en que somos jugadores, sobre todo los americanos, de un perfil físico bueno para explotarlo en defensa, y desde el primer día Joan Plaza nos explicó que teníamos que ser un equipo ultradefensivo si queríamos estar arriba, y creo que lo estamos consiguiendo". Para tener opciones contra los baskonistas, el madrileño cree que deben estar "metidos en el partido los cuarenta minutos, complicarles con la defensa".

  • 1