Deportes

El Cajasol se destapa en el último cuarto y deja tocado al colista

el 06 mar 2011 / 13:45 h.

El CB Granada, colista en solitario de la ACB, no impidió, y lo tuvo en su mano, la sexta victoria consecutiva de un Cajasol que consolida su plaza entre los ocho mejores pero que se mostró muy espeso y que sólo se distanció cuando los visitantes arrojaron la toalla ante sus limitaciones.

Se presentaba en San Pablo el conjunto de Curro Segura con el agua del descenso al cuello en busca de un segundo triunfo consecutivo que le hiciera revivir. Y soñó con atraparlo durante 25 minutos, los que tardó en espabilar un equipo sevillano al que le costó entrar en un derbi que iba camino de aburrir hasta a las ovejas.

Los locales no funcionaron en ataque en toda la primera mitad, en la que mantuvieron el tipo a golpe de triple. Hasta cuatro anotaron en el cuarto inicial, dos de ellos a cargo del checo Satoransky, cada día más certero desde la larga distancia.

Pero en la corta, en la pelea en el interior de las zonas, dominaba el cuadro nazarí, dueño del rebote y con un Prestes sensacional, autor de diez puntos dejando en evidencia a un Davis apático que, y ya van muchas veces, se quitó del partido por su tremenda facilidad para cometer faltas. Una rémora que, ante un rival de mayor fuste, le habría costado muy caro al Cajasol.

Con todo, ambos equipos se alternaban con asiduidad en el marcador hasta que los granadinos enlazaron dos triples para abrochar un parcial 0-8 (26-32) que obligó a Joan Plaza pedir a los suyos un cambio de actitud. Bullock entendió el recado y tiró del equipo para alcanzar el ecuador en tablas (34-34) ante un rival en el que su mejor hombre en ataque, Coby Karl, apenas miraba aro y sólo anotaba dos tiros libres.

El equilibrio, y la desidia, se mantuvieron en el arranque de la segunda mitad, hasta que una serie de decisiones de lo más raras de los colegiados despertaron al público y, de paso, al cuadro local. El sueco Stefansson había liderado otro parcial 0-8 (41-45) y, con la ayuda de Prestes, seguía dando más de un quebradero de cabeza a Plaza, quien por fin logró que sus hombres subieran un par de marchas en su juego, con tres acciones de tres puntos seguidas (el tercer triple de Satoransky y dos más uno de Urtasun y de Triguero) rematadas a continuación por el inspirado Ivanov (10 puntos y 6 rebotes al término del tercer cuarto). Todo ello con Kirksay al mando de las operaciones.

Los visitantes ya sólo hacían daño por medio de Stefansson, pero el nórdico no podía hacer milagros y el Caja, en un abrir y cerrar de ojos, resolvía el derbi con un 10-0 de salida que elevaba la diferencia a quince (69-54).

Una losa demasiado pesada para la frágil moral del Cebé, que no tardó en izar la bandera blanca y en certificar que es el principal candidato al descenso de categoría. Cualquier otro equipo habría salido airoso ante un Caja que ofreció su cara menos amable, aunque lo que cuenta en partidos de esta índole es sumar. Y el Caja lo hizo, dejando atrás el tropiezo de Treviso para reforzar su posición en la competición doméstica antes de encarar un mes decisivo.

- Ficha técnica:

82 - Cajasol (19+15+25+23): Calloway (4), Bullock (13), Kirksay (4), Ivanov (10), Davis (5) -cinco inicial-, Triguero (10), Cabanas (-), Satoransky (9), Urtasun (14), Katelynas (8) y Sastre (5).

63 - CB Granada (20+14+20+9):
Gianella (6), Stefansson (17), Karl (6), Lima (2), Prestes (16) -cinco inicial-, Jesús Fernández (5), Rodríguez (-), Ángel Hernández (-), Samb (2), Guerra (7) y Manzano (2).

Árbitros:
Xavier Amorós, Óscar Perea y Anna Cardús. Sin eliminados.

Incidencias:
Partido disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo ante cerca de 5.500 espectadores.

  • 1