Deportes

El Cajasol se impone a los azulgranas

Liderado por un ex del Barcelona, Michalis Kakiouzis y ayudado por el acierto de Ignerski, el Cajasol de Sevilla sorprendió hoy al equipo azulgrana en el Palau Blaugrana (76-86) y se convirtió en el primer equipo capaz de ganar esta temporada en la pista barcelonista.

el 15 sep 2009 / 02:08 h.

Liderado por un ex del Barcelona, Michalis Kakiouzis y ayudado por el acierto de Ignerski, el Cajasol de Sevilla sorprendió hoy al equipo azulgrana en el Palau Blaugrana (76-86) y se convirtió en el primer equipo capaz de ganar esta temporada en la pista barcelonista.

El partido supuso una dulce venganza para Michalis Kakiouzis. Abandonó el Barcelona entre reproches a la dirección deportiva el pasado verano, y en su regreso al Palau, fue el máximo anotador del Cajasol en la décima victoria liguera del equipo de Manel Comas.

Con menos plantilla, el Cajasol tuvo más fe y más acierto. También tuvo a Kakiouzis, máximo anotador del choque (22 puntos y 32 de valoración) un jugador discreto pero eficaz. El griego, más comodín que especialista, jugador versátil, firmó una gran actuación en el Palau, decisiva para una victoria de prestigio del Cajasol ante un Barcelona agotado, incapaz de mantener su ventaja en el marcador.

El Barcelona apenas ofreció argumentos para llevarse el partido. Su perímetro estuvo muy por debajo de lo esperado, y sólo el espíritu de Grimau, máximo anotador de su equipo con 18 puntos, y el juego interior de Fran Vázquez y Marconato permitieron al conjunto local mantener sus opciones hasta el último cuarto.

Aunque comenzó gobernando el partido, el Barcelona se fue diluyendo con el paso de los minutos. No supo frenar el juego de media distancia de Kakiouzis ni el potencial exterior de Cajasol, retratado en un triple de Bennett, capaz de anotar sobre la bocina, en escorzo y desde siete metros.

Con el veterano estadounidense en pista, el Cajasol comenzó a reanimarse (17-18, min. 11). Empezó a creer en sus posibilidades y cobró su máxima ventaja mediado el segundo cuarto (20-29, min. 15) gracias a su acierto exterior (tres triples consecutivos de Ellis, Bennett y Miso) y a su concentración defensiva, suficiente para anular a un Barcelona que se nubla por momentos.

Irregular como de costumbre, el conjunto de Xavi Pascual suele atravesar momentos de nula inspiración. En casos así, acude al rescate el empuje de Grimau, el Puyol de la sección de baloncesto, que volvió a aupar a su equipo para no darse por vencido a las primeras de cambio. Le acompañaron en el esfuerzo Fran Vázquez y Marconato, máximos anotadores y reboteadores del partido en los dos primeros cuartos. Una buena señal para el Barça, reconciliado con su juego interior. Al final, un mero espejismo.

En menos de un minuto, justo antes del descanso, el Barcelona firmó un parcial de 6-0 que le permitió tomar de nuevo ventaja (39-36, descanso). El marcador no reflejó la superioridad del Cajasol en el segundo período y premió la resistencia del Barcelona.

Toda la fe del Barça se desvaneció en la reanudación. Quizá cansado por su esfuerzo europeo, el Barcelona se vino abajo en cuanto el Cajasol volvió a tomar ventaja (56-61, min. 33).

A falta de tres minutos para el final, Ignerski remató definitivamente al Barça (68-75). Un minuto después, el equipo de Comas disfrutó de su máxima ventaja, 68-79, gracias a un último cuarto espléndido, con siete puntos de Kakiouzis y 13 de Ignerski, frente a un Barcelona resignado a ceder su primera derrota de la temporada ACB en el Palau Blaugrana.

  • 1