Deportes

El Cajasol sigue atado a la bola

El Cajasol encajó su primera derrota con Manel Comas. Un traspié importante ante un rival directo que además se queda con el basket average particular después de que el Fuenlabrada también ganase en Sevilla.

el 14 sep 2009 / 23:35 h.

El Cajasol encajó su primera derrota con Manel Comas. Un traspié importante ante un rival directo que además se queda con el basket average particular después de que el Fuenlabrada también ganase en Sevilla, donde tras el parón por la Copa esperan dos partidos seguidos (Bilbao y Canarias).

El Alta Gestión Fuenlabrada venció por 76-69 al Cajasol en un duelo que se presentaba como dramático para ambos contendientes y que puede resultar decisivo de cara a eludir el descenso de categoría.

Tras la victoria madrileña, el Fuenlabrada aventaja al Cajasol en un triunfo y, además, le supera en sus enfrentamientos particulares ya que también se impuso en Sevilla en la primera vuelta por lo que la victoria tiene valor doble. La igualdad casi absoluta presidió los dos primeros cuartos del partido. Hasta el descanso ninguno de los dos equipos superó al otro por más de cinco puntos. Esa máxima desigualdad en el marcador fue obtenida por los locales (10-5, minuto 6) tras dos triples seguidos convertidos por el escolta del Fuenlabrada Saúl Blanco.

No obstante, el acierto exterior del escolta estadounidense del Cajasol, Tyrone Ellis, que convirtió, como el mencionado Blanco, dos canastas de tres puntos en el primer cuarto, contribuyó a que se restableciera la igualdad en el marcador. De hecho, Ellis se convirtió en el máximo anotador del choque al final del mismo, con 23 puntos. Tras más fallos que intercambio de canastas, el primer cuarto concluyó con un ajustado 14-15 favorable a los visitantes.

El segundo acto fue aún más igualado. Terminó en empate (17-17). El mérito local fue no verse superado por su adversario a pesar de que el escolta serbio Vuk Radivojevic tuvo que actuar de base para dar descanso al titular en esa posición, Ferrán López. Su sustituto, el croata Ivan Tomas, al igual que su hermano Marko, vieron el partido vestidos de calle. debido a sus lesiones. El pívot cordobés, Jorge García jugó también medio lesionado.

El ex jugador del equipo fuenlabreño Andrés Miso intentó tirar de su equipo en ataque, al igual que el pívot británico Andrew Betts. Pero, la máxima ventaja obtenida fue un insuficiente 18-22 en el minuto 13 de partido. El buen juego colectivo en ataque y la defensa fuenlabreña igualaron el marcador hasta el 31-32 con el que se llegó al descanso. El tercer cuarto fue clave, definitivo para casi certificar el triunfo local. Un parcial de 10-0 desde el minuto 23 al 26, hizo que el marcador pasara de 38-38 a 48-38.

El alero madrileño del Alta Gestión Fuenlabrada, José Antonio Paraíso, con ocho puntos, incluidos dos triples, y el pívot estadounidense, Tom Wideman, con 12 puntos en este periodo, fueron decisivos. La agresiva defensa de los locales hizo el resto. Llegaron a obtener hasta 13 puntos de ventaja (54-41, minuto 28), aunque la renta final antes de la disputa de los últimos diez minutos sólo llegó a 11.

En los últimos minutos, el Fuenlabrada se limitó a conservar su ventaja ante los desesperados intentos sevillanos de reducir diferencias. Un excepcional Ferrán López manejó la situación y el ritmo del partido a su antojo.

  • 1