miércoles, 24 abril 2019
17:40
, última actualización
Deportes

El Cajasol tiene en sus manos el ascenso a Superliga

El Cajasol Voley cerrará esta tarde en Málaga la fase regular de la Superliga 2 y lo hará, salvo hecatombe, como brillante campeón de la misma y con fundadas aspiraciones de conquistar el ascenso a la máxima categoría.

el 29 ene 2010 / 22:34 h.

El Cajasol celebra un punto.

Los nazarenos no se relajarán ante el Universidad de Málaga, pero estarán aun más pendientes de otras canchas, del duelo que librarán el Club Vigo Voleibol y el UBE L'Illa Grau y, sobre todo, del que enfrentará al CV Almoradí con el Melchor Mascaró CJ Petra, ya que ambos se juegan la cuarta y última plaza que da acceso a la liguilla de ascenso.

El interés del Cajasol está más que justificado, ya que el sistema de esa ronda decisiva, en la que volverán a jugar los cuatro elegidos todos contra todos a doble vuelta, dicta que cada escuadra parte con los puntos sumados a lo largo de la liga regular en los compromisos entre los implicados. Y el equipo de Magú acarrearía una sola derrota -la que encajó en la jornada inaugural en Almoradí (3-1)- o ninguna, si se clasifican los baleares. En otras palabras, el conjunto de Dos Hermanas arribará a la fase decisiva con un colchón de entre dos y cuatro puntos sobre el tercero (suben dos) si el agraciado es el Almoradí... pero ese colchón se iría hasta los diez puntos si pasa el Petra, al que sí ganó sus dos enfrentamientos. Cábalas al margen, si el Cajasol se ha plantado en este punto en situación notoriamente ventajosa para alcanzar la élite es debido a un cúmulo de factores, como bien apunta Ricardo Lobato, director deportivo y gerente de la entidad nazarena: "Manejamos un buen presupuesto en estos tiempos de crisis, de modo que algunos jugadores se han venido con nosotros para tener garantías de cobro renunciando a contratos más elevados; además, Magú es sin duda uno de los mejores técnicos nacionales y el trabajo de la pasada campaña ya está dando buenos frutos; y, por último, trabajamos en unas condiciones de equipo de Superliga en cuanto a viajes, análisis de vídeo, estadísticas...".

Aunque quizás el motivo del liderato de los azules haya que buscarlo sobre todo en que "tenemos una buena plantilla que en los momentos difíciles ha sacado resultados muy igualados por detalles". Lobato alude a la plaga de lesiones sufrida, que ha afectado a piezas básicas como el receptor Ederson (seis semanas de baja) y con saña a los centrales, cayendo José Ponce por una luxación de tobillo, David Garrido por una extraña infección que le tiene ingresado desde Navidades y hasta Dani Morata por una rotura de tríceps. Bajas que se han cubierto sobre la marcha con el brasileño Carlao (algo así como poner al máximo anotador de defensa) y el descubrimiento de Stéfano Nassini, joven de Los Palacios que vino del CV Utrera y se ha hecho imprescindible. Como imprescindible será conservar la línea de juego y tener paciencia, que ya se sabe que para vender la piel del oso hay que cazarlo antes.

El hipotético ascenso del Cajasol Voley a la máxima categoría pondría fin a una terrible sequía de equipos de la provincia de Sevilla en la élite. El último precedente se remonta a catorce años atrás, cuando el CV Arahal disputó en la temporada 95/96 la última de un ciclo de cuatro consecutivas en la División de Honor, desde el curso 92/93.

En lo que al Esquimo (nombre original del actual Cajasol) concierne, han transcurrido nada menos que 22 años desde que el club nazareno descendió en la campaña 87/88, cerrando unos mágicos años ochenta en los que alcanzó su mejor registro (5o puesto en la 84/85), disputó la Copa Confederada europea y organizó la Copa del Rey en junio de 1986. 

En caso de subir a la Superliga, el Cajasol Voley podría coincidir con el Cajasol Puerto Real, aunque eso no le inquieta a Lobato ya que "el equipo franquicia somos nosotros, sólo que la Obra Social de Cajasol está muy arraigada en Cádiz y por eso tienen el espónsor, aunque el verdadero soporte de ellos es el Ayuntamiento de Puerto Real".

Tampoco cree que la RFEVB pusiera objeciones, pues "a la Federación lo que le interesa es que haya clubes con solvencia. De todos modos, no creo que dos equipos se llamen Cajasol en la Superliga", subraya. Y es que los gaditanos están fuera de las plazas de descenso pero "les queda un calendario muy duro y han tenido muchas sustituciones". 

  • 1