Deportes

El Cajasol vence al Alicante en el último cuarto

El Cajasol sumó su segunda victoria en un encuentro engorroso contra el Meridiano Alicante (65-49).

el 17 oct 2010 / 13:07 h.

Un momento del encuentro del Cajasol.

Tres jornadas después, el Cajasol sigue siendo el mismo de la temporada pasada. Para bien y para mal. Han cambiado los nombres pero no las caras. La buena se ubica en la defensa y le da al grupo azulón hechuras de equipo competitivo. San Pablo lo sabe y con ese plus vive tranquilo porque las victorias siempre serán posibles. La sorpresa es que la cara menos buena no mejora tras el paso por el mercado e incluso por fases parece más caótico que cuando el equipo sevillano se presentó en los play offs por el título con el dudoso honor de ser el peor en producción de puntos de toda la ACB, con una media de 70,7 puntos. Tras los 65 de ayer promedia en 70 puntos exactos.

En esas cifras, la defensa no es que deba rozar la perfección, es que debe ser perfecta para poder ganar cualquier día que tenga delante un rival.Porque al Meridiano Alicante no le llega por ahora para alcanzar esa condición, en buena medida por las bajas que presenta, y en otra por la que parece una fallida reconstrucción a partir de las salidas de Katelynas y Urtasun rumbo a Sevilla. El reencuentro fue desafortunado para las partes, especialmente para el escolta, que jugó sin máscara pero como si la hubiese llevado... con los cristales tintados.

La exagerada superioridad en el rebote del Cajasol le permitió mantener bajo control el partido por mucho que al aro le doliese ya el cuerpo al descanso de tanto impacto desafortunado con la pelota, aunque el cristal no se escapó de recibir alguna pedrada que otra, incluido de ilustres como Louis Bullock. Aunque lo peor estaba en las cercanías de canasta, donde el Meridiano promediaba tras 20 minutos un 20 por ciento en tiros de dos; un 30% el Cajasol... En vez de alejar la línea de tres parecía ayer que lo que había reducido la ACB eran los 45,7 centímetros de diámetro del aro. Juanjo Triguero agarró más rebotes ayer en un partido (12, 5 en ataque) que en varios juntos de la temporada pasada y cuando por fin entraron algunos triples (Bullock al quinto intento) el equipo de Plaza se despegó porque en los de Quintana, o anotaba Erdogan o no había santo varón que lo consiguiera.

El 33-23 parecía el inicio de un cómodo paseo local, pero la vuelta de vestuarios fue desoladora. Nueve ataques y cinco minutos, la mitad del cuarto, necesitó el Cajasol para anotar una canasta, espacio donde el Meridiano vivió su mejor momento con tres triples (dos de Erdogan) y llegó a ponerse por delante (37-38), pese a que el Caja acumulaba 15 rebotes ofensivos. Empezaba a merodear cierta inquietud cuando Bullock por fin entró en su papel. Un triple, una asistencia, otras dos canastas en acciones consecutivas, a las que dio continuidad Kirksay con rebotes ofensivos que logró transformar en canastas, y partido finiquitado. Muy rápido, muy fácil, lo que estaba previsto pero con un retraso de 35 minutos. De ahí al final, un gran detalle y un gran mensaje de Plaza haciendo debutar al prometedor Ricardo Pámpano. El próximo domingo en Málaga la cosa será más seria y las dudas de Donosti siguen, aunque el resultado sea otro. Lo mejor.

 

Ficha técnica:

65 - Cajasol (16+17+7+25): Triguero (6), Katelynas (11), Satoransky (5), Bullock (14), Kirksay (4) -cinco inicial- Cabanas (0), Sastre (3), Pampano (3), Urtasun (0), Calloway (12), Davis (2), Ivanov (5).

49 - Meridiano Alicante (13+10+15+11): Llompart (2), Doellman (7), Cazorla (0), Erdogan (20), Sow (13) -cinco inicial- Ibarra (0), Guardia (-), Rejón (-), Andriuskevicius (3), Urtasun (2), Weigand (2).

Árbitros: Boltó, Murgui y Castillo. Eliminaron con cinco faltas al pívot del Meridiano Alicante Pape Sow.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga ACB, disputado en el pabellón San Pablo de Sevilla, ante 4.800 espectadores.

  • 1