Local

El calor da una tregua y baja de los 40 grados

Nadie lo notará hoy, pero tras una semana de sopor veraniego y noches en vela llegará el anhelado descenso de temperaturas. Será muy leve, tanto como uno o dos grados menos, insuficiente para poder separarse del aire acondicionado pero que al menos permitirá que se baje, después de varios días, de los 40 grados de máxima y se rebaje la alerta por temperaturas al nivel amarillo. Una alerta que, por cierto, desaparecerá mañana, con una nueva bajada generalizada del mercurio en la zona del Bajo Guadalquivir.

el 11 ago 2010 / 19:48 h.

TAGS:

Eso se producirá justo después de que la capital hispalense batiera, por tercera noche consecutiva, su temperatura mínima de los últimos 50 años. La madrugada de ayer se estableció un récord en 27,1 grados, tres décimas más que el martes. Y eso no fue lo peor: a las dos de la madrugada el mercurio marcó los 29,5 grados, bastante por encima del umbral de sueño fijado por los expertos en 22 grados, lo que a buen seguro dejó a muchos sevillanos sin pegar ojo... una vez más.


La noche vino precedida de un martes al rojo vivo, en el que se llegó a una máxima de 41,5 grados, siendo así la segunda capital más calurosa del país, sólo superada por Badajoz. No obstante, estos registros, pese a ser elevados, están muy lejos de la máxima historica absoluta de la ciudad, que se registró el 23 de julio de hace 15 años con 45,4 grados de temperatura, según detallan los datos históricos que quedan recogidos en la página web de la Agencia Española de Meteorología (Aemet).

Por fortuna, lo peor para los sevillanos ha pasado... por el momento. No se sabe lo que deparará el resto del mes de agosto, pero al menos los meteorólogos avanzan que el mercurio caerá en una semana siete grados hasta situarse el próximo martes en 33 grados. La primera bajada se producirá hoy, con la entrada de una corriente de aire fresco del Atlántico en la península que se notará con mayor intensidad en el norte del país. Eso ha permitido que la Aemet tenga previsto bajar hoy de naranja a amarilla la alerta por el calor en la provincia de Sevilla, donde estará activa entre las 12.00 y las 20.00 horas, ya que, pese a la tregua, las temperaturas podrían alcanzar máximas de 38 grados.

Ya mañana se eliminará todo el riesgo, con un tope de 36 grados y mínimas de 23, muy cercanas al umbral de sueño. El descenso se mantendrá y traerá también algunas nubes e incluso la probabilidad, siempre mínima, de que se produzcan precipitaciones el próximo fin de semana.

En cualquier caso, y mientras persistan las altas temperaturas, la Consejería de Salud mantiene sus recomendaciones, que pasan por seguir sencillas medidas preventivas de hidratación y alimentación, así como evitar la exposición al sol en las horas centrales del día. Todas estas medidas deberán intensificarse en los grupos de mayor riesgo: ancianos, niños y enfermos crónicos.

En este sentido, la Consejería de Salud insiste en la importancia de beber abundante agua, incluso aunque no exista sensación de sed, evitar las salidas y la realización de actividad física en las horas de más calor, mantener la casa fresca o llevar ropa ligera.

  • 1