Local

El calor obliga a beber dos litros de agua al día para hidratarse

El consumo de dos litros diarios de líquidos, ya sean agua o bebidas con azúcares y sales minerales, es una de las claves para mantener una correcta hidratación de cara al verano.

el 15 sep 2009 / 11:29 h.

TAGS:

El consumo de dos litros diarios de líquidos, ya sean agua o bebidas con azúcares y sales minerales, es una de las claves para mantener una correcta hidratación de cara al verano, según un documento elaborado por expertos en nutrición de cinco sociedades científicas españolas.

El informe, presentado con motivo de los riesgos que ocasionan las altas temperaturas del verano, incluye recomendaciones sobre la población en general, así como para los distintos grupos de edad o estadios fisiológicos. "En situaciones de deshidratación leve las bebidas con sales minerales -principalmente las que incluyen sodio- y azúcares de absorción rápida facilitan una mejor rehidratación", aseguró el doctor Luis Bujanda, vicesecretario de la Asociación Española de Gastroenterología (EAG).

Otras recomendaciones indicadas por los especialistas son: evitar las bebidas alcohólicas (el alcohol aumenta el riesgo de deshidratación) y beber antes, durante y después de practicar ejercicio físico, ya que "por muy moderado que sea, siempre consume algo de energía y provoca una eliminación de agua y sales minerales", apostilló.

Sin sed. La doctora Rosario Coro, coordinadora del Grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), advirtió de que "la sociedad actual no se hidrata a consecuencia del ritmo de vida y de la alimentación", a lo que se suma que "la sed no siempre avisa a tiempo" porque "se manifiesta cuando ya existe un cierto grado de deshidratación". De ahí que los expertos subrayen que hay que vigilar a las personas mayores, los niños y las embarazadas porque "deben de ingerir líquidos sin esperar a tener sed".

Concretamente en el caso de los ancianos, el doctor Alberto Sacristán aconsejó ofrecerles con mucha frecuencia bebidas en pequeñas cantidades antes que insistir en que ingieran grandes volúmenes de líquidos.

  • 1