Local

El calor y la crisis no pueden con la feria de Utrera

Ni crisis ni nada. Al menos, paseando por el recinto ferial no se notaba ayer. Miles de personas llenaron las calles del real de la feria de Consolación durante una jornada calurosa que no restó ni un ápice de diversión al evento.

el 16 sep 2009 / 08:13 h.

TAGS:

Ni crisis ni nada. Al menos, paseando por el recinto ferial no se notaba ayer. Miles de personas llenaron las calles del real de la feria de Consolación durante una jornada calurosa que no restó ni un ápice de diversión al evento. Si mucho público acudía en la noche del pescaíto, por aquello de ser viernes, el sábado también dejó una estampa de lleno en la ciudad efímera que Utrera levanta entre hierros y toldos cada mes de septiembre en honor a su patrona.

Aunque algunos decidieran marcharse a la playa para luchar contra las altas temperaturas, otros muchos lo hicieron a base de cerveza y rebujito bajo los eucaliptos que dan sombra y frescor a la feria de Utrera.

Desde mediodía y, sobre todo, cuando la sobremesa empezó a hacerse un hueco en el atípico reloj para la fiesta que emplean los utreranos, los caballos, carruajes, trajes de corto y de flamenca se hicieron presentes entre adoquines y albero. A todos ellos le superaban las ganas de divertirse, por encima del calor que hizo al mercurio casi rozar los 40 grados. Eso sí, una ligera brisa soplaba de vez en cuando que, además de intentar refrescar el ambiente, conseguía levantar una intensa polvareda en las calles de la feria que aún conservan pavimento arenizo.

Sin embargo, no todo es estar bajo los toldos de las 116 casetas que ocupan las calles del recinto. Para abrir la jornada, cuando todavía estaban reponiendo los bares y casi limpiando las 12 hectáreas de terreno festivo, las sevillanas y los caballos tomaron el protagonismo. Son ya 30 años los que, bajo el nombre de Severo Fernández, se celebra en la caseta municipal un concurso con el baile más típico de la feria, que a mediodía de hoy acogerá su final. Mientras, el parque de Consolación albergaba el concurso de enganches organizado por la asociación Equus-Utrera. Hoy será el turno del paseo a caballo.

Pero no serán las únicas propuestas de la jornada, ya que de nuevo la música flamenca inundará la caseta municipal con el espectáculo Al cante ¡Utrera! Tendrá lugar a partir de la una de la madrugada con entrada libre para todos los aficionados.

  • 1