Economía

El cambio ‘agrarista’ de Griñán

UPA alaba la apuesta de la Junta por el campo y carga contra la ministra Elena Espinosa

el 16 dic 2009 / 20:57 h.

No es que la agricultura haya sido hasta ahora tema de devoción del presidente andaluz, José Antonio Griñán. Sin embargo, ayer la asociación agraria UPA reveló que ya se había puesto las pilas, y no sólo al admitir que el campo tiene carácter estratégico para la economía regional, sino también al defender su inclusión en la agenda de la reciente cumbre de jefes de los gobiernos autonómicos.

Algo está cambiando también, a juicio de UPA, en la percepción agraria del Ejecutivo nacional, aunque no gracias a Elena Espinosa, ministra del ramo, que no está ni se le espera, sino por la implicación directa del titular de Fomento, José Blanco, y del propio José Luis Rodríguez Zapatero.

El secretario general de UPA-Andalucía, Agustín Rodríguez, resaltó ayer el compromiso agrario asumido por Griñán, si bien matizó que éste no se puede limitar a poner "deberes" a la Administración central y europea, porque aquí, en la región, quedan tareas pendientes en un sector que, además de la crisis económica, sufre una generalizada caída de precios y de rentas.

Rodríguez, quien realizó en Sevilla su tradicional balance de finales de año, lamentó la labor de Espinosa a la hora de adoptar medidas que mejoren la situación del campo. En cambio, consideró que el anuncio de que Zapatero recibirá a las organizaciones agrarias antes de que acabe este año constituye un gesto y un significativo cambio de actitud hacia los agricultores "ante el crítico escenario que atravesamos".

Griñán, en opinión de este dirigente agrario, "fue el único presiente autonómico" que llevaba la cuestión agrícola a la reunión de la Conferencia de Presidentes de esta semana.
El líder agrario precisó que el mayor problema actual para el campo radica en el bajón de los precios en origen e insistió en demandar cotizaciones mínimas legales con las que cubrir los costes productivos y frente a las grandes cadenas comerciales.

Así, el informe elaborado por UPA carga contra la distribución, "que se ha interpuesto entre productor y consumidor, monopolizando, por tanto, las transacciones comerciales y la fijación de los precios. La relación entre oferta y demanda queda destruida".

En su repaso por los cultivos, del olivar lamenta que el aceite se haya convertido en artículo gancho en los comercios, de los cítricos, también el descenso de precios; de las frutas y hortalizas, la falta de presión de las administraciones nacionales para impedir los excesos de Marruecos en sus exportaciones de tomate hacia la Unión Europea, y de la ganadería, las pérdidas generalizadas, en especial en el vacuno de leche y en el porcino.

En positivo: el pleno traspaso de las competencias del Guadalquivir a la Junta y el anteproyecto de la Ley de Aguas, que acaba, en opinión de Rodríguez, con los privilegios de unos cuantos.

Recurso al Supremo por la "errónea" ayuda al arroz

La organización agraria UPA llevará hoy al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ante el Tribunal Supremo por el, a su juicio, "erróneo y discriminatorio" reparto de las ayudas europeas al arroz, al perjudicar a los productores andaluces, pues dejarán de percibir unos 6 millones de euros anuales.

En concreto, se calcularon las primas teniendo en cuenta campañas en las que Andalucía aguantó una sequía, y por tanto, un recorte de siembras. Al distribuir ahora las subvenciones, la comunidad cabe a menos.

Al igual que todo el sector y la propia Administración autonómica, UPA reclama que el año de referencia para estimar las ayudas sea el de 2005, cuando se registró una climatología normal en el conjunto de España.

  • 1