Local

El cambio de horario permite a Andalucía un ahorro superior a los 18,5 millones de euros

La Agencia Andaluza de la Energía estima que el ahorro producido por el cambio de hora equivale al consumo anual de 30.000 personas

el 29 mar 2013 / 11:26 h.

TAGS:

La madrugada del sábado 30 de marzo habrá que cambiar una hora los relojes, a las 2,00 horas se cambiará a las 3,00 horas, lo que permitirá a los hogares andaluces un ahorro económico en electricidad superior a los 18,5 millones de euros.

Según datos de la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, recogidos por Europa Press, el ahorro doméstico en iluminación durante el 'horario de verano' se estima en un cinco por ciento, unos 100 millones de kilovatios hora anuales (kWh), el equivalente al consumo energético anual de 30.000 personas. La Agencia Andaluza de la Energía recuerda que la iluminación "es una de las necesidades energéticas más importantes de un hogar y supone aproximadamente la quinta parte de la electricidad que consumimos en la vivienda". Precisa que el consumo de energía de las familias españolas es ya un 30 por ciento del consumo total energético del país. Ha precisado que en un hogar que consume al año unos 4.000 kWh, un 18 por ciento se destina a iluminación. La Agencia Andaluza de la Energía recomienda analizar las necesidades de luz en las diferentes estancias de nuestro hogar, "ya que no todas requieren la misma iluminación, durante el mismo tiempo ni con la misma intensidad", de forma que "se debe elegir la lámpara adecuada, siendo las incandescentes son las de mayor consumo eléctrico, las más baratas y las de menor duración". Ha apuntado que "sólo aprovechan en iluminación un cinco por ciento de la energía eléctrica que consumen, el 95 por ciento restante se transforma en calor, sin aprovechamiento luminoso". Asimismo, agregan que "las lámparas halógenas duran más y ofrecen una mejor calidad de luz, mientras que aquellas que necesitan de un transformador electrónico disminuyen la pérdida de energía con respecto a los convencionales consiguiendo que el consumo final de electricidad sea un 30 por ciento inferior al de las bombillas convencionales". Por su parte, los tubos fluorescentes "son más caros que las bombillas corrientes, pero consumen hasta un 80 por ciento menos de electricidad para la misma emisión luminosa y tienen una duración entre ocho y 10 veces superior", según indica la Agencia Andaluza de la Energía. La Agencia ve "muy recomendable" el uso de bombillas de bajo consumo, toda vez que "duran ocho veces más que las convencionales y proporcionan la misma luz, consumiendo un 25 por ciento de la electricidad que necesitan las incandescentes". Apunta que "sin embargo, es mejor no utilizarlas en ubicaciones con encendidos y apagados frecuentes porque se reduciría su vida útil", de forma que considera que "en estos sitios, es mejor poner lámparas fluorescentes de bajo consumo con balastos electrónicos, que propician un encendido más suave, no parpadean al encenderlas y contribuyen a que tengan una vida útil mayor". "Cuando vayamos a comprar una bombilla debemos saber que los 60W de una tradicional suponen sólo 11W en una de bajo consumo, con lo que ahorramos unos 55 euros de electricidad durante la vida útil de la bombilla. Una lámpara de 75W equivale a 15W en una de bajo consumo, lo que nos reportará un ahorro de 67 euros", recomienda la Agencia Andaluza de la Energía. La gran evolución experimentada por la tecnología 'led' está permitiendo su progresiva implantación en gran número de sectores. Esta tecnología se caracteriza por ofrecer "un amplio abanico de temperaturas de color, con una reproducción cromática similar a la fluorescencia y una vida útil que supera ampliamente al resto de fuentes de luz con un bajo nivel de consumo". Por otro lado, ve "muy importante" que cuando se reemplace una bombilla estropeada por otra nueva, se deseche en un punto limpio cuando se trate de una fluorescente o 'led'.

PROGRAMA 'ILUMINACIÓN EFICIENTE' PARA PYMES

El Programa de 'Iluminación Eficiente' de Andalucía, que gestiona la Agencia Andaluza de la Energía, tiene por objeto la sustitución de sistemas de iluminación interior por otros de mayor eficiencia energética que permitan la disminución del consumo de energía eléctrica en Pymes con centros de actividad ubicados en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Este programa contempla el suministro y montaje de nuevas instalaciones de iluminación, así como el desmontaje y retirada, conforme a la normativa aplicable, de las instalaciones existentes, cuando éstas consistan en la sustitución de lámparas ineficientes (lámparas incandescentes, halógenas convencionales o tubos fluorescentes con reactancias electromagnéticas) por otros elementos de mayor eficiencia energética.

HISTORIA DEL CAMBIO DE HORARIO

La Agencia Andaluza de la Energía ha precisado que con el inicio del siglo XX, se fija para todo el territorio español la hora del Meridiano de Greenwich, también llamada GMT (Greenwich Meridian Time) o TU (Tiempo Universal). El 15 de abril de 1918, se introduce el concepto DST o Daylight Saving Time, llamado comúnmente 'horario de verano', por el que se adelantan los relojes para que las tardes tengan más luz diurna y las mañanas menos. Hasta 1981 no se aplicó como directiva y fue entonces cuando el cambio se realizaba a las 2,00 horas de la madrugada para retrasarlo y a las 3,00 horas de la madrugada para adelantarlo. Además fue a partir de este año cuando se fijó realizar el cambio siempre el último domingo de marzo --anteriormente había sido en meses tan dispares como marzo, abril o mayo para el adelanto-- y el último domingo de septiembre, aunque esto se modificó en 1996 y pasó a ser el último domingo de octubre.

  • 1