Economía

El cambio de la EPA tiene una incidencia de apenas media décima en el paro andaluz

La tasa de desempleo regional se coloca en el 36,26 frente al 36,32% anterior con el nuevo ajuste estadístico, que afloró 34.300 trabajadores nuevos y también 16.000 parados más.

el 25 abr 2014 / 23:00 h.

TAGS:

People wait to enter in a government-run employment office as a street cleaner sweeps on a street in Dos Hermanas El cambio de metodología anunciado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que implica una actualización del censo que se venía utilizando en la Encuesta de Población Activa (EPA) del año 2001 al correspondiente a 2011, apenas tendrá impacto en la tasa andaluza de paro. La diferencia supone para la comunidad andaluza una rebaja del 0,06 por ciento –media décima– sobre la actual tasa de desempleo regional, que pasará así de ser el 36,32 por ciento de la población activa, al 36,26 por ciento, según los datos del organismo estadístico, lo que implica una modificación apenas perceptible. De hecho, con los datos actualizados correspondientes al cuarto trimestre del año pasado, la nueva base censal aflora, para la comunidad andaluza, un total de 50.300 nuevos activos, que se distribuyen de la siguiente manera: 34.300 ocupados más y también 16.000 parados más. Junto a ello, los nuevos datos indican que a partir de ahora hay que sumar 84.600 personas más en la población de 16 años en adelante, lo que deja este colectivo en 6.853.800 personas en la región. El cambio de metodología se aplicará a partir de la próxima Encuesta de Población Activa correspondiente al primer trimestre de este año, que se publicará el próximo martes día 29, y en ella ya se incorporarán los nuevos datos. De esta manera, en Andalucía, la cifra de parados alcanza 1.462.500 desempleados, frente a 1.446.600 anteriores, mientras que la cifra de ocupados se sitúa en los 2.571.000 en vez de los 2.536.700. La cifra de activos –aquellos que están en edad y disposición de trabajar– se coloca así por encima de los cuatro millones, en concreto, en 4.033.500 personas en Andalucía, frente a los 3.983.200 anteriores al ajuste. Con estas cifras, la comunidad andaluza mantiene igual su tasa de actividad, con un imperceptible aumento del 0,01 por ciento, hasta el 58,85 por ciento, al tiempo que la tasa de empleo se incrementa levemente en un 0,04 por ciento para situarse así en el 37,51 por ciento. Aunque la cifra no sea relevante, al menos Andalucía se incluyó entre las doce comunidades autónomas en las que bajó la tasa de paro con la actualización, un grupo en el que se vio más beneficiada la Comunidad Valenciana, que vio descender su tasa de desempleo en un 0,76 por ciento (27,15 por ciento), Madrid en un 0,58 por ciento (20,45 por ciento), Murcia en un 0,48 (tasa de paro del 28,5), y Cataluña y Navarra, con sendos recortes del 0,39 por ciento. En el extremo contrario, el País Vasco sumó un 0,83 por ciento más a su tasa de paro, que se sitúa en el 16,58 por ciento, al igual que La Rioja, que añade el 0,19 por ciento más, hasta el 20,24, mientras que Extremadura agregó 1,1 décimas a la suya, con lo que alcanza el 32,40 por ciento. Asturias y Aragón registraron alzas respectivas del 0,04 y 0,03 por ciento. Estos datos arrojan, así, para España un descenso de tres décimas en la tasa de desempleo nacional, que queda fijada en el 25,73 por ciento, fruto de los 377.000 nuevos ocupados que aflora la actualización de los datos censales y de 39.300 parados más.

  • 1