Local

El camino de Julio

El sevillano Julio Valverde estrena hoy una webserie donde, como el protagonista de su novela ‘El reto’, recorre la costa andaluza a pie, en bici y en monopatín en busca de razones por las que vivir.

el 13 mar 2012 / 18:59 h.

TAGS:

El ciudadano raso Julio Valverde es noticia porque ha decidido poner fin a la crisis moral del mundo, por lo que a él respecta. Para ello se ha convertido a sí mismo en una revolución unipersonal (que así dicho parece fácil porque suena cómico, pero que no lo es en absoluto). La historia es la siguiente: Para saber qué parte de su vida era su vida y qué parte era quincalla oxidada, este señor no solo ha escrito una novela titulada El reto, sino que ha decidido llevarla a la vida real haciendo lo mismo que Daniel, el protagonista: recorrer la costa de Andalucía andando, en bici y en monopatín, grabar la vivencia (en parte como ficción, en parte como aventura) y emitirla como serie de cinco capítulos en su página web a partir de hoy mismo. El ficticio Daniel emprendía su viaje en busca de su propio ser interior tras una tragedia gordísima, como fue el haber pasado un año en la cárcel por matar al asesino de su mujer y su hija; Julio, más verosímil, lo hace tras asestarle unas cuantas puñaladas mortales de necesidad a la rutina y al consumismo.

Julio Valverde, mientras corría ayer por el paseo marítimo de Benalmádena en la décima etapa de su viaje desde la almeriense San Juan de los Terreros hasta la onubense Ayamonte, comentaba con detalle ese apuñalamiento múltiple: se ha desprendido de unos cuantos bares de copas, ha echado la persiana de su productora de audiovisuales publicitarios ("más un hobby que un negocio, la verdad"), ha concentrado todo su sustento en una cervecería y, finalmente, se ha lanzado a recorrer la costa andaluza de cabo a rabo para una cosa que él llama conocerse a sí mismo. Y es curioso, pero tanto en la novela que da pie a esta serie como en la aventura a la que se ha lanzado para vivirla y grabarla, el elemento que provoca ese dejarlo todo y salir a los caminos es un poema de Rudyard Kipling titulado Si, que, entre otras cosas, dice lo siguiente: Si puedes conservar la cabeza cuando a tu alrededor todos la pierden y te echan la culpa (...); si puedes soñar y no dejar que los sueños te dominen; si puedes pensar y no hacer de los pensamientos tu objetivo; si puedes encontrarte con el triunfo y el fracaso y tratar a estos dos impostores de la misma manera; si puedes soportar el escuchar la verdad que has dicho, tergiversada por bribones para hacer una trampa para los necios, o contemplar destrozadas las cosas a las que habías dedicado tu vida y agacharte y reconstruirlas con las herramientas desgastadas... Si puedes hacer un hato con todos tus triunfos y arriesgarlo todo de golpe a una sola carta, y perder, y comenzar de nuevo por el principio y no dejar escapar nunca una palabra sobre tu pérdida; y si puedes obligar a tu corazón, a tus nervios y a tus músculos a servirte en tu camino mucho después de que hayan perdido su fuerza, excepto la voluntad que les dice: !Continuad! Si puedes hablar con la multitud y perseverar en la virtud o caminar entre reyes y no cambiar tu manera de ser (...), tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más, serás un hombre, hijo mío. Demasiado largo para el twitter, ¿no es así? Pues porque no han visto el Ramayana.

A todo esto, Julio no va solo. Una docena de amigos, alumnos de Comunicación y profesionales del sector audiovisual (Los Ottos Creativos) se han empeñado en formar un equipo con él para que la webserie tenga la calidad que merece esta pequeña odisea autonómica. Los directores son el propio Valverde y Guillermo Figueredo, y los efectos especiales los ponen el clima mediterráneo, el tráfico y las anécdotas del viaje, como esos ecologistas a ultranza que, yendo en un coche, se pusieron en paralelo con un camión de cochinos y sacaron por la ventanilla un cartel que decía: Camioneros verdugos cómplices de asesinato... cosa que tal vez les habría salido bien si el coche en el que iban no hubiese tenido que pararse a repostar en la siguiente  gasolinera (gran fallo de estrategia), donde el aludido en el mensaje (que esta vez sí cabía en el twitter) tuvo a bien detenerse para intercambiar una o dos opiniones con los interfectos.

El resto del tiempo, esta persona/personaje duerme en un cascajo llamado caravana, avanza en su viaje o se sienta en una playa a pensar, a sentir, a escribir. "El silencio regala imágenes a mi cerebro que ya no recordaba", anota en su blog llamado El viejo callejero, donde los interesados en esta historia pueden seguir los acontecimientos día a día. Un blog, una web, una serie por internet, una novela... Desde luego, el Camino de Santiago será famoso, pero el de Julio tiene pinta de ir a serlo también, con tanta divulgación. Gracias a eso se expandirían por el universo virtual, para quienes tuviesen el gusto de paladearlas, afirmaciones tales como esta otra: "Dejamos en manos de los demás las decisiones importantes de nuestras vidas." Y más: "Lo que me viene en gana es utilizar todas mis fuerzas en cerrar cada uno de mis sueños para no poder echar en cara, a nada ni a nadie, más que a mí mismo, el no haberlos realizado... si se diese el caso." Lo cual se comunica aquí al distinguido lector por si tuviese a bien emular a este caballero y salir a buscarse por ahí, fuera de este camión de cochinos llamado miedo.

De utilidad:

Qué: El reto, una huida hacia adelante, webserie de cinco capítulos, cada uno de ellos de quince minutos de duración, versión audiovisual de la novela El reto, de Julio Valverde, guionista y director también, con Guillermo Figueredo.

Sinopsis: Daniel sale de la cárcel tras un año de reclusión por matar al asesino de su mujer y su hija. Inspirado por un poema de Rudyard Kipling, tras haberlo perdido todo se lanza a caminar por la costa en una especie de viaje iniciático en busca de su propio ser. 

El equipo: Además de los citados, participan en esta serie Ana González (producción y coordinación, principalmente), Edu Domínguez (diseño gráfico e identidad corporativa, sonido y ayudante de operador de cámara), Marta Rodríguez (fotografía e iluminación), José Manuel Fernández-Cortés (arte y atrezzo), Cristina Colomar (arte y claqueta) y Enrique Sánchez (música y sonido).

Dónde: Vea el primer capítulo en www.elretoadelante.com.

  • 1