Local

El camionero autor del atropello mortal admite que notó el golpe

La Guardia Civil le imputa omisión del deber de socorrer a las víctimas, ya que continuó la marcha sin pararse tras arrollar a los dos jóvenes que iban en moto

el 19 dic 2009 / 19:13 h.

TAGS:

El conductor del camión que atropelló a dos jóvenes que iban en ciclomotor por la autovía A-4, causando la muerte a uno de 16 años y graves heridas a otro de 17, ya ha sido localizado por la Guardia Civil e imputado por un delito de omisión del deber de socorro, ya que ni siquiera se detuvo a socorrer a las víctimas. El camionero, identificado como José Luis C.D., de 62 años, admitió en su declaración ante los investigadores que notó el golpe, pero pensó que había chocado con una piedra. Alegó que ni siquiera se detuvo porque las condiciones meteorológicas eran muy malas, ya que llovía mucho, aunque reconoció que más adelante sí se bajó y comprobó si tenía daños.

Los técnicos de la Guardia Civil analizan ahora el camión para precisar las circunstancias exactas del choque, lo que podría derivar en una segunda imputación por homicidio imprudente y lesiones si se comprueba que el conductor tuvo alguna responsabilidad en la colisión o no hizo lo suficiente para evitarla.

Las pesquisas, a cargo del Grupo de Informes y Apoyo al Tráfico (Giat) de la Guardia Civil, será laboriosa. Primero hará falta establecer, gracias a los mecanismos electrónicos instalados en el camión, si el conductor había realizado las paradas obligatorias en su ruta y a qué velocidad iba cuando se produjo el atropello, pero también serán determinantes otras cuestiones más complejas como el punto de impacto o la situación de ambos vehículos para aclarar cómo se produjo exactamente el golpe.

Una de las cuestiones esenciales será determinar si el ciclomotor en el que iba el fallecido circulaba correctamente. En principio, las motos de esta cilindrada no deben ir por una autovía, y el atropello se produjo en la A-4 a la altura del aeropuerto de San Pablo. Sin embargo existen excepciones, como el que no haya otro camino alternativo. La Guardia Civil aún no sabe qué ruta seguían los chavales ni el punto en el que entraron a la autovía, ya que no se ha podido tomar declaración al segundo joven, que sigue ingresado en un hospital recuperándose de sus heridas.

Quien sí ha prestado ya una declaración inicial ha sido el conductor del camión, al que la Guardia Civil localizó en pocas horas. El accidente se produjo a las 22,30 horas del jueves, y fue investigado por el Subsector de Tráfico, que recabó de los testigos del atropello varios números de la matrícula del camión que atropelló a los dos chavales, de 16 y 17 años. También recogió del lugar del siniestro varios fragmentos del camión y supo por los testigos que el frontal tenía que estar manchado de sangre.

Cruzando los números facilitados por los testigos se obtuvieron varias matrículas, una de ellas correspondiente a un camión de una empresa madrileña, cuyos responsables facilitaron a la Guardia Civil la identidad del camionero que conducía ese vehículo el día del siniestro y le informó además de que su base de operaciones para la zona de Andalucía está en La Negrilla.

Los investigadores citaron al camionero, vecino de la localidad onubense de Hinojos, para tomarle declaración el viernes por la tarde, advirtiéndole de la obligación de no alterar nada en el camión, en el que luego se comprobó que encajaban las piezas recogidas en la autovía y que conservaba restos de sangre. El hombre, que acudió voluntariamente, fue puesto en libertad aunque imputado por el delito de omisión del deber de socorro.

  • 1