Deportes

El campeón se complica la vida y el Getafe dice adiós

El Atlético de Madrid cayó derrotado 2-3 ante el Aris de Salónica y se complica su clasificación, mientras que el Getafe no pudo pasar el empate y se queda fuera de Europa.

 

 

el 01 dic 2010 / 22:33 h.

Reyes se lamenta de la derrota ante el Aris. (Foto: Efe)
El Atlético de Madrid cerró la quinta jornada de la fase de grupos contra las cuerdas, sin depender de sí mismo para acceder a la siguiente ronda a falta de un partido, tras una derrota alarmante, en la que el equipo rojiblanco pagó sus regalos defensivos ante un rival menor.

No los desaprovechó el Aris de Héctor Cúper, que se sorprendió tanto con su victoria como los 20.000 espectadores que presenciaron el encuentro y un conjunto que complicó el pase del Atlético hasta el punto de que incluso un triunfo en la última jornada en Leverkusen podría ser insuficiente si el equipo griego gana en su campo al Rosenborg.

Nunca fue un partido tranquilo en el marcador para el equipo madrileño, que encajó el 0-1 con sólo un minuto jugado tras un gol de Koke. El equipo rojiblanco solucionó el primer contratiempo de inmediato.

Primero, una pared entre Agüero y Simao desarmó a la zaga rival, sin capacidad de reacción para detener el posterior disparo del luso al poste y el siguiente rechace transformado por Forlán en el empate. Cinco minutos después Agüero definió a la perfección ante Sifakis.

Aunque el partido transmitía sensaciones de estar resuelto, el inicio de la segunda parte reabrió la incertidumbre al transformar Koke un penalti y hacer el 2-2. Un empate inesperado que reactivó las opciones del Aris y una advertencia para el conjunto rojiblanco de que aún quedaba mucho en juego, entre otras cosas asegurar definitivamente su billete para la siguiente ronda, con casi todo el segundo tiempo por delante, pero con la necesidad de ofrecer más argumentos sobre el césped.

Pero el Atlético, al contrario que con el 0-1, ya tuvo muchas más dificultades para recuperar el mando del marcador. Tuvo ocasiones, entre ellas un remate de Forlán detenido por una buena parada de Sifakis, pero se atascó ante el repliegue del Aris, que pareció conforme con un empate que aún le mantenía vivo en el grupo B.

Así entró el choque en el cuarto de hora final, con el equipo rojiblanco con tres delanteros sobre el campo, tras la entrada de Diego Costa por Simao, frente a la resistencia de un rival que asestó un golpe durísimo al Atlético, el 2-3, otro regalo defensivo transformado por Lazaridis tras varios rechaces.

Un gol definitivo, en el minuto 82, para la derrota del conjunto madrileño, del actual campeón de la Liga Europa, que está contra las cuerdas en la fase de grupos y que ya no depende de sí mismo para lograr la clasificación en la última jornada en Leverkusen. Ni siquiera un triunfo garantiza su presencia en dieciseisavos.

 

'Bye bye' del Getafe a Europa

Un gol en el descuento del Odense, cuando el Getafe ganaba 0-1 a los daneses, unido a la victoria del Young Boys sobre el Stuttgart (4-2), han dejado al equipo de Míchel fuera de la Liga Europa, sin posibilidades de clasificación en la última jornada.

El Getafe dejó escapar tres puntos ante un rival flojo, que vivió de las jugadas a balón parado. El tanto en el descuento de Andreasen fue un jarro de agua fría para el equipo de Míchel, que se las prometía felices después de aguantar un resultado positivo durante casi todo el duelo.

La desgracia getafense se vio aumentada poco más de media hora después, cuando el Young Boys remontó frente al Stuttgart y acabó con las posibilidades que tenía el equipo madrileño de jugarse el pase ante los suizos.

Y eso que la inercia de la victoria ante el Sevilla en la última jornada de Liga sirvió para mejorar la cara del Getafe en Europa. Míchel apostó por un once continuista al del partido disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán, con la excepción de Juan Albín, que jugó en el lugar del extremo zurdo Jaime Gavilán. Por segunda vez, funcionó.

El tanto del ‘geta' llegó con un cabezazo de Pedro Ríos, que aprovechó un centro desde la izquierda de Mané en el minuto 16. Pero en el tiempo añadido llegaría el fatídico gol del empate cuando Andreasen remataba a la red un centro de Utaka desde la banda izquierda.

 

  • 1