sábado, 19 enero 2019
12:56
, última actualización
Local

El candidato a rector promete portátiles a todos los profesores

Demandará una biblioteca central en sustitución de la del Prado y ejecutará una veintena de obras.

el 02 feb 2012 / 21:28 h.

TAGS:

Ramírez de Arellano quiere que todos los alumnos tengan un portátil.

El candidato a rector de la Universidad de Sevilla tiene la intención de implantar el proyecto un profesor, un portátil y ampliar a todos los estudiantes lo que hasta ahora se hace solo con los alumnos de nuevo ingreso. Ésta es una de las medidas que recoge Antonio Ramírez de Arellano en su programa electoral, visible desde ayer en www.antonioramirezdearellano.us.es.

En una entrevista con este periódico, el candidato a los comicios a rector del 23 de febrero aseguró que esta propuesta es rentable a largo plazo, ya que permite ahorrar a la Universidad en aulas y en sistemas informáticos. Desde el equipo del candidato no se cuantificó ayer el coste de esta ampliación, pero se aclaró que al menos la mitad de los docentes tienen ya portátil gracias al I Plan de Docencia y renovación de metodologías impulsado por el equipo saliente.

El todavía vicerrector de Infraestructuras dedica una buena parte de su programa a enunciar los proyectos de reforma y construcción de nuevos edificios. En total, son 23 las propuestas que hace, con más o menos grado de concreción, y ninguna de ellas novedosa. Se terminarán los centros de la Politécnica y Farmacia, la guardería de la Nave del Paraguas, Enfermería y el Centrius en Cartuja; se acometerá la reforma de Odontología, el Pabellón de Uruguay, Ciudad Jardín (donde irá el Centro Internacional del campus Andalucía Tech) y de la Facultad de Biología (dejando el conocido como edificio verde para investigación y departamentos y pasando la docencia al llamado edificio rojo, también en Reina Mercedes); se seguirá con la rehabilitación de la Fábrica de Tabacos y la sede del CICUS en Madre de Dios; se "impulsará el proyecto y la construcción" de Medicina, Arquitectura, Ingeniería de la Edificación y el antiguo Agrónomos. Llama la atención el caso de Bellas Artes. Los planes han pasado siempre por construir un nuevo edificio en Los Gordales, terrenos cuyo desarrollo urbanístico duerme el sueño de los justos como consecuencia de un pleito entre el Ayuntamiento y el Estado. Por eso, Ramírez de Arellano es partidario en su programa de hacer un plan director con las necesidades del centro para mejorar las sedes de Laraña y Gonzalo de Bilbao. Los Gordales se aparca.

Promesas por sectores. En materia de formación, el candidato apuesta por incrementar el peso del Centro de Formación Permanente y por crear una Escuela Internacional de Posgrado Andalucía Tech, así como por más dobles grados y enseñanza en idiomas. Todo ello para "no perder de vista la empleabilidad de los egresados". En investigación, incentivará los programas de captación de talentos y la transferencia de conocimientos mediante una Escuela Internacional de Innovación.

A los docentes les promete reducir la burocracia; a los estudiantes un centro de atención que funcione todo el año y mejoras en la automatrícula; y al personal de administración un buen puñado de medidas la mayoría de ellas encaminadas a mejorar sus condiciones de trabajo. Les promete que la tasa de personal interino no será superior al 6%.

El Gobierno de Ramírez de Arellano contará con tres delegaciones: prevención de riesgos laborales, igualdad y observatorio estratégico.

Para hacer realidad el eslogan de su campaña (Una Universidad con un nuevo reto, el futuro), el candidato reclama tres cosas: estabilidad normativa, suficiencia financiera ("la austeridad no es programa de actuación en sí mismo) y pago de las transferencias de la Junta con "puntualidad y rigor".

  • 1