Local

El cantar del suyo Cid

Leo lejos de Sevilla la noticia donde Dolores Oliver afirma que el autor del Mío Cid podría ser un árabe e instintivamente pienso si habría nacido en La Meca pero, dado que sabía tanto de esta tierra y versificaba en castellano, caigo en la cuenta de que la autora querrá decir que era andalusí...

el 16 sep 2009 / 00:34 h.

Leo lejos de Sevilla la noticia donde Dolores Oliver afirma que el autor del Mío Cid podría ser un árabe e instintivamente pienso si habría nacido en La Meca pero, dado que sabía tanto de esta tierra y versificaba en castellano, caigo en la cuenta de que la autora querrá decir que era andalusí, perteneciente por tanto a esa sociedad que no existe en España aunque, siendo el cenit de la "civilización árabe", todos los iraquíes, pakistaníes, tunecinos y azerbaijanos se sientan andalusíes en el fondo de su alma y estén convencidos de que fueron ellos los que "hicieron" allí las mejores cosas. Por eso los más fundamentalistas reivindican este territorio.

Contribuir al ensimismamiento de ese mundo árabe donde los cristianos del Líbano son frany -o sea, francos o franceses- y la gente del mundo occidental cruzados porque el Corán los llama romy -o sea, romanos- es una insensatez y, además, no es la urdimbre del Cantar del Mío Cid que trata de odios y amores todo lo contrario que globalizados: el sobrenombre arábigo de Sidi -Cid- se lo pusieron a Rodrígo Díaz de Vivar en Sevilla por haber defendido a Almutamid del rey de Granada al que ayudaban, a su vez, otros caballeros castellanos.

En Creta, las calles y las estatuas hablan de todos los períodos por los que pasó, salvo del más largo, ése en el que fue turca y al que pertenecen los elementos más visibles de su vida cotidiana, similar al del que nadie quiere acordarse en España, aunque sin él las batallas de Mío Cid se conviertan en las de un Armagedón medieval y sirvan al de Bin Laden y con él sean guerras de andar por casa y el argumento de más peso para afirmar que el autor del poema pudo ser del otro bando pero no un árabe. También La tierra de Alvargonzález es, según se mire, de un soriano o de un sevillano. De Antonio Machado.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1