Cultura

El cante se incorpora a la enseñanza pública

Ayer fue un día histórico para el Flamenco, porque el Conservatorio Profesional de Música de Sevilla, será el primer centro de enseñanza en el que se imparta esta nueva asignatura. Así, el cante se suma a las opciones de estudio que ya configuraban Guitarra flamenca, Flamencología y Baile. (Foto: J. Bautista).

el 15 sep 2009 / 03:32 h.

Ayer fue un día histórico para el Flamenco, porque el Conservatorio Profesional de Música de Sevilla, será el primer centro de enseñanza en el que se imparta esta nueva asignatura. Así, el cante se suma a las opciones de estudio que ya configuraban Guitarra flamenca, Flamencología y Baile.

La asignatura pendiente era la del Cante, curso que ayer fue presentado a los medios de comunicación en un acto que contó con la presencia de la delegada de Educación de la Junta de Andalucía en Sevilla, quien destacó la apuesta que la Consejería hace por este arte tan dejado de la mano en la enseñanza reglada.

Al puesto de profesor han optado destacados artistas del cante, entre ellos Manuel Gerena, Segundo Falcón, Nazaret Cala y Virginia Gámez, entre otros muchos. Al final fue elegida una joven cantaora de Sanlúcar de Barrameda, Laura Vital, de 28 años de edad y una trayectoria artística jalonada por innumerables e importantes premios, como, por ejemplo, el Certamen de Jóvenes Intérpretes de la Bienal.

Algo emocionada, la cantaora confesó que era un día muy esperado no sólo por ella, sino por el mundo del flamenco. "Estoy orgullosa de que esta misión haya recaído en mí y haré todo lo que esté a mi alcance para formar bien a los jóvenes que están ya en el curso de este año, doce en total. En el próximo habrá trece más que en el de este año, y sabemos que irá en aumento", dijo.

Invitada a concretar algo más su trabajo, dijo que "en ningún momento vamos a intentar enseñar cantar al que no tiene aptitudes para ello; se trata de ayudar a quienes, superadas las pruebas de acceso al curso, estén dispuestos a mejorar aspectos fundamentales como la vocalización, la afinación y el dominio del compás". Sin olvidar la parte teórica, "algo imprescindible", dijo la profesora. Al final del acto, cinco de los doce estudiantes de Cante interpretaron estilos como los fandangos de Huelva, los tangos, las malagueñas y las alegrías. Con buenas maneras, en algunos casos.

  • 1