Local

El caos toma las calles tras la muerte de siete personas a tiros de la policía

La oposición se echó por segundo día consecutivo a las calles de Nairobi en señal de protesta por las "ilegalidades" de las elecciones kenianas, que dieron la victoria al oficialista Mwai Kiba-ki por un estrecho margen. La oposición denunció el jueves siete muertes más, lo que eleva la cifra de víctimas por la crisis política a más de mil personas. (Foto: EFE).

el 14 sep 2009 / 22:49 h.

TAGS:

La oposición se echó por segundo día consecutivo a las calles de Nairobi en señal de protesta por las "ilegalidades" de las elecciones kenianas, que dieron la victoria al oficialista Mwai Kiba-ki por un estrecho margen. La oposición denunció el jueves siete muertes más, lo que eleva la cifra de víctimas por la crisis política a más de mil personas.

El Movimiento Democrático Naranja (ODM) aseguró que la policía mató el jueves a siete personas en la barriada de Mathare, a las afueras de la capital keniana. Su líder, Raila Odinga, explicó además que desde las primeras protestas por el escrutinio de las elecciones del 27 de diciembre han fallecido más de mil personas.

Los datos entregados por Odinga fueron recopilados por los miembros de su partido y por la Comisión de Derechos Humanos de Kenia, sin que el número de víctimas presentado fuera confirmado por fuentes del gobierno.

Odinga elevó el tono de las acusaciones contra el ejecutivo al asegurar que es una "administración ilegal que comete crímenes contra la humanidad y que deben ser juzgados por la Corte Penal Internacional de La Haya". El jefe de la oposición comparó al presidente de Kenia, Mwai Kibaki, con su homólogo Zimbawe, Robert Mugabe, y acusó a Kibaki de ordenar "asesinatos selectivos".

Odinga enseñó, para ratificar sus acusaciones, numerosas fotos tomadas en la morgue de Kisumu, la tercera ciudad del país, en el occidente de Kenia, donde todos los cadáveres, más de 30, presentaban heridas de bala. Además, difundió un vídeo en los que se ve cómo un policía mata a sangre fría a dos manifestantes que estaban de pie con las manos en alto.

Multas. Odinga pidió sanciones internacionales contra el gobierno y expresó su deseo de que el ex secretario general de la ONU Kofi Annan venga pronto a Nairobi para retomar las negociaciones entre la oposición y el gobierno. La mediación se rompió hace una semana al fracasar los intentos del presidente de turno de la Unión Africana, John Kufuor.

La oposición mantendrá para hoy viernes las protestas, a pesar de que los actos públicos están prohibidos por el Gobierno desde diciembre. En el centro de Nairobi, las unidades antidisturbios reprimieron los intentos de penetrar en el parque Uhuru y, para ello, emplearon gases lacrimógenos y palos.

Las escenas más dramáticas se vivieron en el arrabal de Mathare, donde la oposición dijo que siete de sus partidarios murieron por disparos de la policía, y en Kibera. A este lugar se desplazó la mayor parte del contingente de seguridad, que imposibilitó la salida del recinto a los varones, en su mayoría aliados del Movimiento Democrático Naranja.

La crisis de Kenia, la más grave en más de 40 años de historia, se desató a raíz de unos comicios cuya limpieza fue puesta en duda por los observadores internacionales, entre ellos la UE. El Parlamento europeo aprobó ayer una resolución en la que aboga por suspender su ayuda presupuestaria directa al Gobierno, al considerar que los resultados no son "verosímiles", por lo que reclamó una revisión independiente del recuento o la convocatoria de nuevos comicios.

  • 1