Local

El cardenal aboga por "propuestas imaginativas" para que no se supriman sillas en la Carrera Oficial

El cardenal de Sevilla terció ayer en el asunto de la reducción pendiente del cupo de sillas de la Carrera Oficial apostando por "recuperar con imaginación" los asientos que deban suprimirse en la Semana Santa de 2010 por razones de seguridad. No da ideas, porque para eso ya están los técnicos, pero a bote pronto habla de palcos de dos pisos.

el 16 sep 2009 / 07:28 h.

TAGS:

El cardenal de Sevilla terció ayer en el asunto de la reducción pendiente del cupo de sillas de la Carrera Oficial apostando por "recuperar con imaginación" los asientos que deban suprimirse en la Semana Santa de 2010 por razones de seguridad. No da ideas, porque para eso ya están los técnicos, pero a bote pronto habla de palcos de dos pisos.

Carlos Amigo Vallejo ha realizado una llamada "al diálogo y a la imaginación" para poder recuperar las aproximadamente 7.000 sillas que, según las estimaciones de la Delegación de Fiestas Mayores, deben suprimirse de la actual configuración de la Carrera Oficial para adaptarla a los criterios técnicos, legales y de seguridad que la normativa vigente exige para los espectáculos públicos.

En una entrevista por su 75 cumpleaños que el domingo publicará este periódico, el cardenal apuesta por "recuperar las siete mil o muchas mil" sillas de la polémica "ampliando la Carrera Oficial, distribuyendo o yo no sé cómo", lanza el purpurado.

"Los técnicos enseguida empiezan a hacer palcos de dos pisos. Yo no sé nada de eso ni quiero dar ningún tipo de soluciones técnicas. Lo único que sí hay que hacer es una llamada a dos cosas: al diálogo y a la imaginación. Primero, el diálogo y después, la imaginación. Que hay muchos más sitios que las escalinatas del Archivo de Indias", refiriéndose así al proyecto de ampliación de la Carrera Oficial que siempre ha manejado el Ayuntamiento, el de ampliar su trazado por la calle Fray Ceferino González para que las cofradías accedieran a la Catedral por la Puerta del Príncipe, posibilidad que choca frontalmente contra los deseos del Cabildo Catedral de cambiar de ubicación el mausoleo de Cristóbal Colón.

Sobre este aspecto, Amigo subraya que los informes que hay "son contrarios" a trasladar el monumento del descubridor e insiste en la idea de que las posibilidades de ampliar la Carrera Oficial no deben reducirse a la entrada a la Catedral por la Puerta del Príncipe. "Parece que solamente fuera ésta la solución. Pues hay? yo he visto proyectos de ampliación de la Carrera Oficial desde dar la vuelta a la Plaza Nueva, la Campana empezarla en otro sitio distinto, muchas cosas?.".

Lo cierto es que sólo la ampliación de la Carrera Oficial podría amortiguar el tijeretazo de asientos, unos 7.000 según cálculos que baraja el Consejo de Cofradías, para adaptar las sillas y palcos a los requisitos exigidos en la Ley de Espectáculos Públicos de 1982 y el Real Decreto sobre Autoprotección del año 2007. El recorte supondría, pues, un 25% menos del aforo actual. Entre las zonas más afectadas, estarían la Campana, de donde deben suprimirse 2.800 sillas, y la Avenida de la Constitución, de donde sobran hasta 3.000 asientos.

El Ayuntamiento ha sido claro y contundente en su mensaje al Consejo. No se admitirán más aplazamientos para reformar la Carrera Oficial y cumplir la normativa en materia de seguridad. Desde San Gregorio, por su parte, se insiste en que "todos queremos la seguridad", pero se apunta a una normativa específica para la Semana Santa, "como tienen otras celebraciones de la ciudad como la Feria de Abril". El presidente del Consejo,Adolfo Arenas, señaló que en septiembre se seguirán reuniendo con Fiestas Mayores para buscar "un convenio y no la aplicación de una norma inaplicable". Arenas explicó que, pese a las posturas encontradas -sobre todo tras las declaraciones de la delegada de Fiestas Mayores que denunciaba que la Campana es una ratonera con tantas sillas-, "no ha habido ningún portazo por ninguna de las dos partes".

Con todo, desde el Consejo aseguran que el problema más preocupante del recorte no es el económico, "aunque se quiera dar la sensación de que las cofradías estarán ávidas de dinero", sino el levantamiento popular que podría producirse entre los abonados. Sotto vocce, los cargos generales del Consejo reconocen que si finalmente se suprimen 7.000 sillas y no una cifra muy inferior, "más de uno se tendrá que ir de Sevilla".

Bocado económico. La eliminación de 7.000 sillas del actual trazado de la Carrera Oficial acarrearía no sólo el cabreo de miles de abonados que verían lesionados sus derechos, sino también un importante dolor de cabeza para el Consejo y, en la práctica, para las cofradías, que de esta forma perderían un importante porcentaje de los ingresos derivados por la explotación de las sillas y palcos.

El negocio de la Carrera Oficial genera, en números redondos, unos beneficios cercanos a los tres millones de euros, cantidad de la que habría que descontar los gastos derivados por la instalación de las sillas y palcos y de la contratación de personal para acomodar a los abonados, que religiosamente abona el Consejo de Cofradías.

Si oficialmente se instalan a lo largo de la Carrera Oficial un total de 31.885 sillas, la supresión de 7.000 asientos supondría eliminar de un plumazo un 21,95% del aforo. Con esta reducción, el bocado económico a la tarta de beneficios superaría los 650.000 euros, por lo que las subvenciones que se reparten las cofradías en función del número de pasos que procesionan también se reducirían sensiblemente.

  • 1