miércoles, 20 marzo 2019
12:49
, última actualización
Local

'El carro de hierro': El cómic que llegó desde el frío

el 13 abr 2010 / 18:32 h.

TAGS:

Acercarse a cualquiera de los títulos de Jason que Astiberri ha ido publicando en los últimos años es descubrir de una forma magistral las muchas posibilidades cinematográficas que el noveno arte ofrece a aquéllos que saben aprovecharlas. El noruego, que ha hecho de la elipsis y la carencia de diálogos una de sus armas más poderosas, no deja de sorprender a los que llevamos tiempo siguiéndole con nuevas formas de reinventarse en este complejo mundo del arte secuencial.


Ya en ¡Chhht!, el primer volumen que se publicó en nuestro país, pudimos descubrir de forma temprana a un dibujante capaz de transmitir emociones como pocos, al tiempo que nos llevaba de la mano de forma tranquila y sosegada por unas historias que casi siempre han venido a coincidir en un tema tan universal como el amor. Todos, o casi todos, sus cómics hablan de una manera u otra del sentimiento que mejor define a la raza humana, ya sea éste el que se produce entre un hombre y una mujer, ya sea fraternal, o el que surge entre dos amigos (como lo demostró magistralmente en Espera..., uno de sus mejores títulos), mezclándolo aquí y allá con moderadas dosis de humor, drama o ciencia-ficción. Y en todos el dibujante ha reincidido en huir de personajes humanos para antropomorfizar a conejos, perros, gatos y pájaros sin que ello redunde de forma negativa en la potencial identificación del lector con los protagonistas, algo fácilmente observable en las dos obras citadas anteriomente, o en otras como ¿Por qué haces esto? o la magnífica En pocas palabras.

Con El carro de hierro, el noruego adapta por primera vez un material ajeno (un clásico de la literatura policíaca escandinava) para retornar a otra de sus grandes pasiones, los relatos de corte hitchcockniano: componiendo las páginas siempre en una estructura clásica de dos por tres viñetas que casi nunca se rompe y usando un bitono negro/rojo, Jason se aproxima a una historia de engaños, amores imposibles  y asesinatos que enseguida trae a la memoria a las novelas de Agatha Christie o las cintas del orondo realizador británico, con un final que nada tiene que envidiarle a los mejores títulos salidos de la pluma de la escritora o del ojo del genial y añorado director.

Edita Astiberri en un libro en rústica de 72 páginas en bitono negro y rojo por 13 euros.

  • 1