domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Cultura

El cartel es espectáculo

El CICUS acoge una exposición de afiches del diseñador tunecino Michel Bouvet.

el 24 ago 2014 / 12:00 h.

TAGS:

Aspecto parcial de la exposición en el patio del CICUS, en la calle Madre de Dios./ J. L. Montero Aspecto parcial de la exposición en el patio del CICUS, en la calle Madre de Dios./ J. L. Montero

Entrar en la sede del CICUS en horas de oficina y encontrarse aquello vacío, por muy agosto que sea, se antoja especialmente desagradable cuando la exposición del mes lleva por nombre y apellido los del diseñador gráfico tunecino Michel Bouvet. Un compendio de carteles de primera que así contemplados, todos juntos y no ya como anuncio de un espectáculo sino como el espectáculo mismo, da idea de hasta qué punto alcanza valor y reúne talento esta otra forma de arte camuflada detrás de su función de reclamo. El que esta muestra vaya a permanecer abierta gratuitamente al público hasta el próximo día 29 permite albergar la esperanza de que los rezagados se acerquen por este recodo del barrio de San Bartolomé, aunque solo sea durante diez minutos, para tomar contacto con una forma de disfrute genuina y para conocer el estilo de un creador dotado de evidente personalidad.

La colección se reparte por dos espacios: la galería del patio y la sala de exposiciones. En la primera de ellas está el hemisferio colorista y aparentemente infantil del cerebro creador del autor: trazos sencillos y gruesos, rellenos de colores brillantes y planos, con sencillas geometrías y formas rotundas que sirven a la mirada un festín de alegría. Son los afiches que envuelven el patio central, gobernado por la gran pantalla de su cine de verano y donde la monotonía imponente de la blancura de las paredes se compensa con este derroche de tonalidades. En cambio, dentro, en la sala, se encuentran los carteles en blanco y negro, en los que la filosofía es la misma (un único objeto, rotundo, del que no se puede apartar la mirada) pero la técnica es distinta, con la foto en lugar del dibujo.

El CICUS, o Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla, presenta a Michel Bouvet como un diseñador gráfico que vive en París, y cuyo estudio trabaja sobre todo para editores y para las instituciones públicas: teatros, óperas, museos, festivales, compañías de danza, orquestas... No es de extrañar el gusto que las corporaciones locales muestran por sus obras, vista la vocación popular que tienen: A Bouvet le encanta el simbolismo y hacer que la mente del espectador juegue un poco con los significados ocultos, pero la contundencia de la idea y la cercanía al público están por encima de toda otra consideración; es arte pop que se consume con gran provecho y sin ningún tipo de atragantamiento. Visitar la web del autor es asomarse a un interminable currículum. Nacido en 1955 en Túnez, se graduó en la Escuela Nacional superior de Bellas Artes de París. Como cartelista, ha participado en exposiciones organizadas en Varsovia, Toyama, Lahti, Helsinki, Brno, Fort-Collins, México, Chaumont, Rzeszow, Sofia, Ogaki, Zagreb, Moscú, Hangzhou, Taipei, Chicago y el Art Directors Club de Nueva York. Entre los galardones recibidos cuenta el gran premio para un cartel Cultural, Bibliothèque Nationale, París; el primer premio de la Bienal Internacional del Cartel, Fort-Collins, Colorado, EEUU; el primer premio de la Bienal Internacional de Teatro de posters, Rzeszow, Polonia; y la medalla de Plata Poster Trienal Internacional en Toyama, Japón.

  • 1