Local

El caso Camas llega al fin a juicio

El jurado popular, constituido el viernes, sentenciará el presunto soborno a una concejal denunciado en 2005.

el 19 oct 2012 / 19:51 h.

TAGS:

Agustín Pavón (derecha).

El jurado popular que enjuiciará, siete años después de los presuntos hechos delictivos, el caso Camas -el intento de soborno denunciado por la entonces concejal tránsfuga Carmen Lobo-, comenzará a trabajar el martes y, de formas casual, está compuesto íntegramente por mujeres. Este tribunal popular quedó constituido ayer, pero la vista oral no arrancará hasta el día 23.

El juicio se retrasa así un día por problemas de agenda del juez que presidirá el tribunal, Ángel Márquez, ya que también participa en la vista por el caso Mercasevilla.

El intento de soborno de Camas, con una recalificación urbanística como telón de fondo, fue conocido el 14 de septiembre de 2005 tras la detención de tres concejales de esa ciudad. Siguen acusados cuatro de los cinco imputados iniciales: el exalcalde Agustín Pavón (IU); el exconcejal del PP en esa misma localidad Antonio Enrique Fraile; el exedil del PA en Camas José del Castillo, y el empresario de Bormujos Eusebio Gaviño. En su escrito de acusación, la Fiscalía pide para cada uno de los acusados un año y medio de cárcel y una multa de 24.000 euros, el doble del presunto soborno.

El Ministerio Público recuerda en su escrito que en el año 2005 la fragmentación política en Camas había dejado al alcalde al frente de un gobierno en minoría, por lo que cualquier decisión importante dependía de convencer a dos tránsfugas, entre ellas a Lobo, que había dado un portazo a la formación del regidor, IU.

En este sentido, el fiscal añade que los acusados "decidieron poner fin al bloqueo del Ayuntamiento" y para ello "ofrecieron un beneficio económico" a Lobo a través de su pareja, Francisco Gordo, quien grabó estas conversaciones, mantenidas entre junio y septiembre de 2005 en el domicilio del empresario y en la Taberna Medieval de Sevilla, entre otras localizaciones, y las puso en manos de la Policía Nacional. Estas grabaciones fueron anuladas después como prueba por el juez de instrucción Carlos Mahón.

El fiscal añade que Gordo y Lobo "decidieron que fingirían acceder a sus pretensiones". Gaviño se reunió con Lobo el 12 de septiembre de 2005. En este encuentro, según asevera la Fiscalía, Gaviño "le hace ofrecimientos de grandes cantidades de dinero [1,2 millones de euros y un chalé a nombre de un tercero] a cambio de su voto". Esa misma noche Gaviño y Lobo se reunieron en la Taberna Medieval, donde el empresario "le entregó 12.000 euros" dentro de un sobre con órdenes de voto que Lobo no cumplió.

  • 1