Local

"El caso de Pozo Alcón se planteó mal"

El Defensor del Pueblo Andaluz dice que tenía que haberse abordado desde el principio el trastorno de conducta del menor.

el 29 ene 2010 / 21:23 h.

TAGS:

El Defensor del Pueblo Andaluz , José Chamizo, aseguró ayer que la Junta "tenía que haber abordado desde un principio el trastorno de conducta que parece sufrir" el menor de Pozo Alcón (Jaén) cuya madre -que fue condenada y posteriormente indultada por el Consejo de Ministros tras abofetearlo- ha pedido ayuda ante sus amenazas.

Según indicó Chamizo a Europa Press, este caso "se planteó mal desde sus comienzos", ya que tanto la Justicia como los servicios sociales "se quedaron en el suceso de la bofetada, que está bien porque no se le puede pegar a un menor, pero se olvidaron del niño que, por lo que cuenta la madre, parece que sufre un trastorno del comportamiento". Dijo que, aunque las sentencias iban "en la dirección adecuada, hubiese sido necesario estudiar si la bofetada era sólo una anécdota, algo esporádico, o el desbordamiento de una situación derivada de un trastorno de conducta del menor que los padres no sabían tratar, como parece que es, y que ha ido a más".

Ante la posibilidad de que el menor pueda ingresar en un centro terapeútico dependiente de la Junta, tal y como ha llegado a plantear la madre, criticó que para ello la Administración autonómica "ponga como requisito que el niño tenga que estar desamparado para asumir su tutela". Lamentó que el tratamiento que reciben los menores con trastornos es "deficiente".

La "mejor solución". La consejera de Igualdad , Micaela Navarro, aseguró ayer que su departamento estudia la fórmula "más adecuada" para atender la solicitud de la madre de Pozo Alcón. Navarro explicó que se está siguiendo el caso de esta familia "desde el primer momento" y recordó que sus circunstancias son complejas y que "aún no se han resuelto".

  • 1