Deportes

El caso de Sergio Sánchez, "un palo" y "un nuevo mazazo"

El presidente Del Nido reconoce que si su baja es definitiva podría llegar un refuerzo, mientras Jiménez admite que la plantilla está tocada anímicamente.

el 03 ene 2010 / 00:14 h.

Sergio Sánchez deberá guardar reposo indefinido.

Desde que el Sevilla anunció la baja indefinida de Sergio Sánchez por una afección cardiaca las reacciones no han parado de sucederse, sobre todo dentro del club.

Sobre este respecto se pronunciaron tanto el presidente, José María del Nido, como el entrenador, Manolo Jiménez, y el cuerpo médico, a través de Adolfo Muñoz. El dirigente nervionense se mostró prudente al hablar del caso del jugador catalán, ya que “son los especialistas los que determinan que debe pararse al futbolista en seco hasta que se le hagan las últimas pruebas, que se realizarán fuera de España. Esas determinarán si puede seguir o no jugando al fútbol”.

Del Nido admite que la mala noticia “no ha llegado de sopetón, sino poco a poco”: “Venían los servicios médicos de la casa intensificando hace unas semanas las pruebas de cardiopatía que se le venían realizando. Las últimas pruebas estaban resultando negativas y eso provocó que intervinieran también los servicios de cardiología del Hospital Virgen del Rocío y el Hospital Virgen Macarena. Hacíamos ver al futbolista que los resultados nos indicaban que había que tener precaución”.

El presidente lamentó el caso porque Sergio Sánchez “es un chaval joven, con un futuro esplendoroso, con una carrera meteórica y que se vea parada ahora, de momento, es un palo”.

“Por los antecedentes que hemos tenido en el fútbol y en el Sevilla, esto nos hace recordar cosas a todos. Pero quiero ser optimista y no pensar que se quiebre definitivamente su carrera”. Además, del jugador dijo que “su familia le está haciendo remontar el vuelo”. “Primero le hacen ver que no es definitivo y segundo que la vida está por encima de todo”, agregó.

Asimismo, Del Nido aseguró que este caso hará replantearse al club un posible refuerzo. “Si la baja es definitiva nos replantearíamos reforzar ese puesto”.

También Manolo Jiménez se referió al asunto, “un nuevo mazazo”. “Esperemos que se quede todo en un susto y que Sergio pueda volver pronto a entrenar y a poder sentirse futbolista. Con los antecedentes que hay, más vale ser cauto. Por muchas necesidades que tengamos, por muchas bajas, por muchas lesiones, por encima de todo está la integridad de los jugadores. Ante la más mínima duda, terminar de hacerle pruebas y que todo vaya bien y pueda estar con nosotros”, señaló.

En definitiva, un “jarro de agua fría”. “Sobrevuelan recuerdos pasados. Pero con Sergio, por suerte, los médicos lo han podido ver a tiempo. Hay que felicitar a los médicos y los cardiólogos que lo han revisado”.

Asimismo, Adolfo Muñoz, médico del primer equipo, aclaró ayer que “en el momento del reconocimiento médico inicial” el pasado verano “se le detectaron al jugador variaciones fisiológicas de la normalidad que no contraindicaban la práctica deportiva”.

“A raíz de estos hallazgos, se continuó con un protocolo ajustado a las recomendaciones de la Sociedad Europea de la Cardiología Deportiva y, tras las últimas pruebas, se justifica el cese de la actividad física, mientras se continúa con el resto de pruebas, que se realizarán en las siguientes semanas”, comentó el doctor Muñoz.

  • 1