Deportes

El central está muy difícil

Mel y Stosic deciden hoy si fichan un central. Si apuestan por ir al mercado, necesitarán un permiso especial de la Federación porque la normativa juega en contra del Betis.

el 08 mar 2011 / 12:52 h.

Juan Calahorro, con Juanma en el entrenamiento de este martes.
El entrenador del Betis, Pepe Mel, y el director deportivo, Vlada Stosic, decidirán hoy si vale la pena fichar un central que sustituya a Miki Roqué y palíe el déficit que hay en ese puesto, con sólo dos jugadores aptos. Las posibilidades de encontrar algo fuera del club son pocas, por razones económicas y legales, y lo más probable es que la plantilla se quede tal cual con el único refuerzo de Juan Calahorro, el central del filial, que desde ayer trabaja de nuevo a las órdenes de Mel. Pero por el Betis no va a ser: el club está dispuesto a pedir una autorización especial a la Federación Española de Fútbol (FEF) si los técnicos apuestan por fichar. "Si decidimos hacer un esfuerzo, ya hablaremos con la FEF para ver si puede pasar del reglamento y darnos un permiso especial", adelantó ayer Stosic.

Ese plácet de la FEF es imprescindible porque la normativa vigente imposibilita contratar a un sub 23 que ocupe la ficha de Miki Roqué en el filial (el ilerdense juega con el dorsal 26 y legalmente no pertenece al primer equipo). La clave está en el punto 4.3 de una circular que la Federación envió a los clubes el 20 de julio del año pasado para concretar la normativa que iba a regular la temporada. Dice así: "La alineación de jugadores de clubes filiales o dependientes en equipos de orden superior estará, en todo caso, condicionada a que hubieran sido inscritos dentro de los períodos reglamentariamente establecidos en el punto 1 de la presente disposición [del 1 de julio al 31 de agosto de 2010 y del 3 al 31 de enero de 2011]".

El Betis, por tanto, puede fichar a alguien y darle la ficha del filial que tenía Miki, pero su inscripción se produciría fuera del mercado invernal y por tanto no podría jugar con el Betis. Sí con el filial, pero no con el primer equipo, aunque el consejero encargado de los asuntos jurídicos hacía ayer una interpretación distinta y favorable de la norma. "En el artículo 124.3 del Reglamento se permite ocupar la ficha por otro jugador en caso de enfermedad grave. El que entrara debe venir al B y en condiciones de jugador de filial. Es un permiso reglado y no graciable, a la Federación no le quedaría otra que concederlo si se cumplen las condiciones", dijo Eduardo González Biedma. El abogado también reconocía que  "dinero no hay y en estas circunstancias no es aconsejable invertir en fichar", pero si Mel reclama un central, el club no se negará a intentarlo al menos.

Eso sí, las alternativas no abundan. El que más gustaba en Heliópolis es Pulido, que se quedó en el Atlético de Madrid y no ha jugado casi nada con el primer equipo. Barça B y Villarreal B son las opciones ideales para Mel y como última posibilidad aparece Zou, internacional marroquí del San Roque. Pero ya advertía Stosic de que "hay que confiar en la cantera". "¿Por qué no puede pasar lo mismo con Juan Calahorro que con Beñat o Miki Roqué?", se preguntó.

  • 1