Local

El centro de cría de aves robaba huevos para mantener la subvención

Detenido el director del centro de Sevilla que hacía pasar los pollos sustraídos por crías en cautividad

el 30 jun 2011 / 16:30 h.

TAGS:

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de  la Guardia Civil han detenido a 16 personas y desarticulado una red,  asentada en varias comunidades españolas, que se dedicaba al expolio  de aves rapaces protegidas , habiéndose recuperado en el operativo  desplegado 101 ejemplares vivos y 11 fallecidos. Se da la  circunstancia de que, entre los detenidos, se encuentran tres  responsables del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA)  ubicado en Sevilla, entre ellos el director, según han informado a  Europa Press fuentes de la investigación.   

Según ha informado a Europa Press el capitán de la Jefatura del  Seprona, José Manuel Vivas, la actividad del CREA, sufragada con  subvenciones públicas otorgadas por la Junta de Andalucía, se  desarrollaba en dependencias propiedad del Gobierno andaluz, "del que  no dependían directamente".  

Según Vivas, estos tres integrantes "se dedicaban a la cría de  especies en cautividad y, en cierta forma, el desarrollo de su  trabajo y el destino del casi millón de euros que recibían era  correcto. Lo que sí se estima es que había una parte de ese  presupuesto que se dirigía a posibilitar estudios  cientifico-tecnológicos que estaban relacionados con la actividad  criminal que desarrollaban y, en este sentido, sí existiría un delito  de malversación de fondos, además del tipificado por el expolio de  rapaces".

Los detenidos "falsificaban" documentos e informes, de tal forma  que, habiendo acreditado la existencia de 10 parejas para la cría en  cautividad, los resultados fueran los exigidos y seguir recibiendo  así la subvención publica. "Lo que hacían era comprar o extraer  huevos de los nidos de las especies que a ellos les interesaban para  suplantar así la falta de resultados", ha puntualizado, al tiempo que  ha subrayado el hecho de que, dado que el Centro comenzó su actividad  en el año 2002, "aún falta desarrollar la investigación".

En principio, la relación de algunas de estas personas con el  'Proyecto de Recuperación del Aguila Imperial' permiten pensar que  podrían haber expoliado nidos de Aguilas Imperiales para presentar  los polluelos como obtenidos en el Centro gestionado por los  detenidos, logrando mantener así el aporte de subvenciones. "Incluso  ha habido algún caso de expolio erróneo, en el que se ha suplantado  una presunta cría de Aguila Imperial por una de la especie Real", ha  dicho.

ONCE EJEMPLARES MUERTOS, "CONGELADOS" EN EL CREA

En este sentido, ha destacado que los 11 ejemplares muertos se han  encontrado "congelados" en dicho centro sevillano, presuntamente por  su necesidad de justificar, ante una eventual inspección de la Junta,  los datos sobre la evolución de ciertas crías o la reproducción de  algunas parejas. "Si se moría un ejemplar con cuatro años, se  intentaba suplantar, pero evidentemente no se podía hasta que la  nueva cría tuviera una edad parecida. De ahí la conservación a  efectos de justificar una ausencia, dar una muestra de ADN", ha  explicado.  

José Manuel Vivas ha explicado que la operación HORUS, iniciada a  finales de enero de este año, ha permitido destapar una red "muy  extensa", cuyos integrantes, residentes en Ciudad Real, Sevilla,  Málaga, Córdoba, Jaén, Murcia, Vizcaya, Pontevedra y Oviedo, "no  tenían ninguna relación personal" salvo el común denominador de la  afición a las aves. "Todos tenían algo que ver con este mundo: o bien  eran coleccionistas aficionados, o se dedicaban a la conservación de  especies, o tenían una profesión directamente relacionar con este  tipo de animales", ha señalado.

Concretamente, la operación dio comienzo a finales de enero de  2011, cuando la Unidad Central Operativa Medioambiental (UCOMA) del  SEPRONA de la Guardia Civil tuvo conocimiento de la posible  existencia de la práctica de actividades expoliadoras en algunos  nidos de la provincia de Ciudad Real, con posibles conexiones ajenas  a esa provincia.

"A esta persona se le pincho el teléfono y se comenzaron a  estudiar sus comunicaciones", lo que permitió establecer la relación  entre "una serie de personas aficionadas a la práctica de la cetrería  o a coleccionar rapaces en sus domicilios" que podrían estar llevando  a cabo este tipo de actividades, ha dicho Vivas. "Finalmente,  terminarían siendo 20 los teléfonos intervenidos", ha matizado.

Así, se constató que los miembros tenían diferentes grados de  implicación, dedicándose algunos de ellos al expolio directo en los  nidos de las diferentes especies objeto de su interés. Otros, sin  embargo, elaboraban documentos para "amparar" a los ejemplares con  documentos de especimenes fallecidos y con anillas identificadoras  alteradas o cambiadas.

UN POLICIA MUNICIPAL QUE FALSIFICABA ANILLAS


Dicho esto, Vivas ha revelado que, durante los 21 registros  practicados en el operativo, la Guardia Civil se ha incautado de 101  ejemplares vivos, 11 muertos y "millares de anillas identificativas",  y en el caso de estas últimas, intervenidas al detenido en Murcia, ha  resaltado la circunstancia de que el arrestado era Policía  Municipal.

"En el registro de su vivienda se han encontrado 14.000 euros, lo  que da una idea del volumen de negocio", ha señalado, al tiempo que  ha valorado la vertiente económica de toda la operación "en torno a  los 400.000 euros".  

Por otro lado, los agentes pudieron constatar que, salvo uno de  los detenidos, que tenía antecedentes penales por dos casos  relacionados con el mismo delito, los integrantes de la red "no  mostraban gran precaución", sino que "lo veían como algo normal". De  hecho, se han llegado a intercambiar ejemplares "en parques públicos  y en gasolineras", ha dicho.  
La relación de especies afectadas comprende: Aguilas Harris,  Halcones canarios y peregrinos, Cernícalos, Cernícalos americanos,  Azores, Gavilanes bicolor y europeos, un híbrido de esmerejón y  peregrino, Búhos, Búhos stryx, Autillos, Mochuelo boreal, Gerifaltes,  un híbrido de gerifalte con sacre, así como otros especimenes  híbridos pendientes de catalogar.

Respecto al material intervenido, los agentes del la Unidad  Central Operativa Medioambiental (Ucoma), que han llevado a cabo la  operación, han intervenido un revólver, 14.050 Euros en efectivo, más  de 1.500 anillas de diversos tamaños, numeradas y sin numerar, once  juegos de troqueles para imprimación de anillas, cuatro botes con  letras para troquelado, 500 documentos CITES, cuentas bancarias y un  elevado número de documentos de cesión de aves rapaces.

Además, se han encontrado cuadernos de seguimientos de campo con  localización de nidos de rapaces, una bolsa de deporte con material  de escalada, doce trampas para aves, diez huevos sin fertilizar, una  caja con material para inseminación, una incubadora en funcionamiento  con 2 huevos, ocho ordenadores, un teléfono móvil y diverso material  quirúrgico.

  • 1