jueves, 18 abril 2019
16:16
, última actualización
Local

El centro social del Polígono Sur, sin vigilancia

El día 24 se termina el contrato con la empresa de seguridad. Los trabajadores y la oposición denuncian que se está poniendo en peligro la atención al ciudadano, mientras que el Ayuntamiento alega que busca "soluciones alternativas"

el 17 dic 2013 / 23:30 h.

TAGS:

"Por inoperancia y dejadez del Gobierno local los trabajadores sociales del Polígono Sur van a tener que trabajar sin seguridad”. Así de contundente se mostró ayer el secretario general de la Sección Sindical de CCOO del Ayuntamiento de Sevilla, Manuel Loza García, quien explicó a esta redacción que la empresa de seguridad que presta su servicio en la Unidad de Trabajo Social (UTS) El Esqueleto del Polígono Sur acaba su contrato el próximo día 24 y que no hay “noticias de que vaya a renovarse”, lo que producirá una situación “de riesgo” para los trabajadores. Desde el Ayuntamiento se confirma que el contrato termina el día 24, pero se garantiza “que habrá seguridad”, si bien no se sabe desde cuándo ni con qué empresa. “Se están buscando soluciones alternativas”, defendieron fuentes del Gobierno local, que reiteraron que están estudiando cómo solucionar el problema. Mientras tanto, los trabajadores sociales temen estar desprotegidos desde el próximo lunes y sus representantes sindicales ya avisan de que si no hay vigilantes de seguridad, presentarán una denuncia ante Prevención de Riesgos Laborales. Eso sí, en principio, han descartado cerrar las puertas del centro, “porque no nos podemos negar a dar el servicio”. En este caso, los trabajadores se podrían enfrentar a expedientes disciplinarios y sanciones. Loza aseguró que en la mañana de ayer se celebró una asamblea de trabajadores en la que se les informó de que ya se ha trasladado el problema a la delegada de Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, María Dolores de Pablo-Blanco, y que están a la espera de que ésta les de una solución. “Lo que no se puede tolerar es que trabajen sin protección porque incluso a algunos usuarios se les ha visto que portaban armas de fuego”. Uno de los trabajadores del centro social, además, resaltó que la presencia de un vigilante de seguridad da “confianza” y “frena a quienes vienen nerviosos buscando soluciones a sus problemas”. El concejal socialista Juan Manuel Flores explicó que hubo un “fallo en la tramitación” que demuestra que la ciudad “no funciona como un reloj, como dice Zoido”. Otro ejemplo, indicó, es el retraso en más de tres meses de la puesta en marcha de los talleres del distrito Cerro-Amate “también por un problema en un procedimiento administrativo por la falta de reflejo y de atención del Gobierno local”, apostilló. Flores lamentó este “error” que, a su juicio, “puede tener impacto en el servicio de atención al ciudadano”. “En unos días sensibles como la Navidad –incidió– la prestación de un servicio tan vital para el Polígono Sur puede quedar en suspenso”. Por ello el concejal del PSOE reclamó “una solución inmediata, ya que no se debió llegar a esta situación” que “pone en peligro” la labor de los trabajadores sociales en el barrio. La UTS de El Esqueleto, que da servicio al Polígono Sur, tiene vigilancia privada desde que en febrero de 2010 la delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento la contrató para frenar los conflictos y “situaciones violentas” que se habían registrado, algunas de ellas con conatos de agresión entre ciudadanos y los trabajadores que allí desempeñan su labor. “Llegan y dicen que no se van de allí hasta que no resuelvan su problema, o dicen que están muy cabreados y que tienen ganas de pegarle un guantazo a alguien”, resumió la entonces delegada sindical de UGT, Antonia Jiménez.

  • 1