Deportes

El cese del delegado de la Sevillana indigna a los clubes

el 30 oct 2012 / 23:31 h.

TAGS:

El sevillano Antonio Ruiz fue cesado telefónicamente y por sorpresa el pasado jueves como vicepresidente de la Federación Andaluza de Baloncesto por Miguel Ángel Vaca, nombrado presidente de la FAB el pasado 8 de octubre, cuando días antes había sido confirmado por el dirigente gaditano, en una decisión que ha provocado el malestar de los clubes de Sevilla, por cuanto que Ruiz deja de ser también, tras 14 años, el representante del basket sevillano en la FAB.

A este cese se une también el de Jesús Rossi, vicepresidente de la Federación andaluza desde hace 20 años, por lo que el baloncesto hispalense se queda sin ninguna representación en la junta directiva de este organismo. Tanto Ruiz como Rossi han sido desde siempre personas de confianza del actual presidente de la Federación Española, José Luis Sáez.En la tarde del lunes se produjo la despedida del hasta ahora delegado de Sevilla de los clubes en un acto que derivó en una muestra de apoyo a Antonio Ruiz y de indignación por la decisión de Miguel Ángel Vaca. Unas cien personas, de las cuales la mitad representaban a clubes sevillanos, quisieron acompañar al ya exdelegado, que hizo un repaso de su gestión al frente de la FAB en Sevilla.

A la finalización del discurso y tras un estruendoso y larguísimo aplauso, tomaron la palabra algunos de los representantes de los clubes asistentes, que dejaron patente que no comparten una decisión que entienden tiene unas motivaciones que no tienen que ver con el trabajo de Antonio Ruiz al frente de la Sevillana, además de expresar su maletar por no haber sido consultados sobre esta medida.Los clubes acordaron solicitar al presidente de la Federación Andaluza una explicación sobre esta decisión, además de exponerles que mantienen una posición unitaria en contra de la misma que, según entienden, no se corresponde con el interés general del baloncesto sevillano y andaluz. Han citado a una reunión a Miguel Ángel Vaca para acercar posturas y pedir que no tome ninguna decisión sin el apoyo de los verdaderos actores del baloncesto sevillano, los clubes, sin descartar en próximas fechas tomar otras medidas.

Los clubes sevillanos esperan ahora a conocer al sustituto de Ruiz, después de que dejaran claro que no lo tendrá fácil en materia de colaboración si la FAB no cuenta con el beneplácito de los clubes, que valoran muy positivamente el gran avance en la estructura federativa de la mano de Antonio Ruiz y el crecimiento del baloncesto sevillano hasta alcanzar las más altas cotas en Andalucía en materia de programas deportivos, formativos, sociales, empresariales y económicos, que han permitido que Sevilla sea sede de eventos muy importantes en el panorama nacional e internacional y referente en la organización de múltiples actividades.

  • 1