El cese del primer teniente de alcalde agrava la crisis del PSOE de Carmona

Eduardo Rodríguez se va al grupo mixto tras quedar fuera de la lista.

el 11 mar 2011 / 18:10 h.

El primer teniente de alcalde de Carmona, Eduardo Rodríguez, culminó este viernes su divorció del PSOE, tras presentar su dimisión como responsable municipal de Urbanismo y anunciar su pase al grupo mixto, después de que el pasado 4 de febrero renunciase a la portavocía municipal. Todo en un momento en el que las encuestas le son desfavorables al PSOE en la ciudad candidata a Patrimonio de la Humanidad.

La marcha del que fuera número 2 en la candidatura del PSOE tanto en las elecciones municipales de 2003 como en las de 2007 se produce cuando ya se conoce que no está en la lista para el 22 de mayo. Es, junto con la concejal de Hacienda y número 3 en los anteriores comicios, Trinidad Saas, una de las bajas destacadas en la candidatura que volverá a liderar el actual alcalde y secretario general del PSOE de Carmona, Antonio Cano, quien en 2007, en su primera irrupción como cabeza de cartel, consiguió arrebatar la alcaldía a IU pero sin mayoría absoluta. De manera que tras marcharse su número 2 se queda todavía más en minoría el PSOE, con nueve concejales frente a los 12 que suman el PP (seis), IU (cinco) y el recién estrenado grupo mixto (uno).

El regidor manifestó que el cese le pilló "totalmente por sorpresa" y que "no lo esperaba", mientras que sobre los motivos alegados por el dimisionario prefirió no pronunciarse por haberle sido trasladados "en una carta personal". También anunció que el lunes se reunirá la ejecutiva local, a la que el hasta este viernes primer teniente de alcalde pertenece "y de la que será apartado de inmediato", para ver la reestructuración del equipo de gobierno.

"Ya veremos si sus competencias pasan a otro concejal o las asumo yo", expuso el mandatario, que se enfrenta a una complicada situación no sólo por el débil respaldo que obtuvo su candidatura -la única- en la asamblea, con un 49,48% de los votos, es decir, menos de la mitad, sino por el hecho de que las encuestas, como reconocen desde la dirección provincial del PSOE, no son favorables para el partido en esta ciudad del área metropolitana que roza los 30.000 habitantes.

En su presentación, ya manifestó que "las personas que integran la candidatura están suficientemente capacitadas y preparadas para continuar con el proyecto" iniciado en 2007, basado, principalmente, "en combatir el desempleo y en dotar a Carmona de más calidad de vida con, entre otras cosas, más equipamientos", respecto a lo que aludió a "un importantísimo conjunto de obras, inversiones e infraestructuras a lo largo de toda la ciudad y sus barrios".

En cuanto al dimisionario, declinó hacer cualquier declaración sobre los motivos de su renuncia y se remitió a un escrito que pretende hacer público este sábado.

En IU, que confía en poder recuperar la alcaldía que perdió estrepitosamente en 2007, se frotan las manos. De hecho, se apresuró en dar a conocer la baja del PSOE. Para ello, estrenan candidata: Encarnación Milla. Mientras, el PP también hace sus cuentas, liderado de nuevo por Juan Manuel Ávila. Hace dos mandatos ya gobernaron juntos.

  • 1