Deportes

El césped artificial, la gran preocupación para la vuelta

el 15 sep 2009 / 15:59 h.

Una vez sacado con nota el examen del Vicente Calderón, el Sevilla empezó ayer a preparar el partido del próximo jueves en Austria ante el Salzburgo. El resultado (2-0) es bueno, pero Jiménez no se fía del rival ni de la superficie del terreno de juego en el que se decide la eliminatoria.

Por ello el de Arahal puso ayer a sus hombres a ejercitarse en uno de los campos de césped artificial con los que cuenta la ciudad deportiva del Sevilla. El técnico nervionense quiere que sus futbolistas se adapten y se acostumbren cuanto antes a este novedoso terreno de juego. De hecho, Manolo Jiménez no guarda muy buen recuerdo del encuentro de la pasada temporada ante el Denia (ida de la primera ronda de la Copa del Rey), que también se celebró en un terreno de juego de césped artificial, y no quiere que su equipo sea sorprendido.

Entrando en detalles, los jugadores nervionenses dudan si será más conveniente jugar sobre el césped artificial del Stadion Wals-Siezenheim con botas de trece tacos de goma o con multitacos, más parecidas a las que se usan en fútbol sala o sobre los campos de albero.

Las que parecen descartadas son las botas de aluminio utilizadas para jugar en césped natural. También hay otra novedad en los entrenamientos previos al partido de la Copa de la UEFA ante el Red Bull Salzburgo, el balón. El equipo sevillista está trabajando con los balones de la Eurocopa, porque será con ese modelo con el que se dispute la vuelta de la primera ronda de la UEFA. La sesión de ayer terminó con un partidillo de unos quince minutos ante los juveniles del Liga Nacional.

También por cuestión de adaptación el entrenador hispalense ha preferido variar esta semana el horario de sus entrenamientos. Tanto el de ayer como el de hoy, así como el previo al encuentro, son vespertinos.

El Wals-Siezenheim-Red Bull Arena podría llenarse este jueves para recibir al Sevilla. Según informa el propio club austriaco, ya se han vendido 19.500 entradas para el choque contra los sevillistas. El aforo para el encuentro es de 31.000 localidades. El estadio del Red Bull se ha llenado anteriormente con las visitas del Arsenal y del Shakhtar.

  • 1