domingo, 18 noviembre 2018
07:23
, última actualización
Local

El chófer que dijo que compró cocaína con las ayudas declara hoy

el 19 mar 2012 / 20:24 h.

TAGS:

A cinco días de que se celebren las elecciones autonómicas, la jueza Mercedes Alaya tomará declaración al que fuera chófer del exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, el principal imputado en la investigación por las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE). Juan Francisco Trujillo, exconductor de la Junta de Andalucía, contó a la Policía que gran parte de las ayudas públicas que recibió las gastó en comprar "cocaína" para ambos.

Sin duda la declaración del exchófer es una de las más esperadas del caso, pues habrá que ver si ante la jueza Alaya corrobora que el destino de parte de 900.000 euros fue para "copas" y "cocaína". Trujillo, además, recibió una póliza a nombre de su madre y una tercera ayuda de 450.000 euros, lo que suma más de 1,5 millones de euros. Una vez que declare Anticorrupción tiene claro que va a solicitar que le sea impuesta una fianza y, no descarta, dependiendo de lo que hoy cuente, llegar incluso a solicitar la prisión, según fuentes del Ministerio Público, como ya hiciera con Guerrero.

Trujillo, explicó en su día que "parte del dinero" se lo dio "en mano" a Guerrero, al que le compró "varios efectos, tales como material de telefonía, artículos de música, antigüedades, ropa y otros". "La mayor parte del dinero lo dediqué a comprar cocaína para mi jefe y para mí y para otros gastos como ir de fiestas y copas", afirmó en su declaración. Un extremo que Guerrero negó.

Pero las acusaciones del exchófer van más allá. Él aseguró que fue el exalto cargo el que le dijo que creara "unas empresas" o que le "diera unos nombres", ya que él podía conceder "subvenciones indiscriminadamente y sin necesidad de justificar nada". Trujillo creó entonces, una vez ya autorizadas las ayudas, las entidades Iniciativas Turísticas Sierra Morena y Lógica Empresarial S.L., por las que percibió en un mismo día 450.000 euros por cada una. Trujillo también cobró otros 450.000 con la empresa Ave Nueva, que aparece a nombre de otro socio, además de una póliza de 150.000 euros a nombre de su madre. Ninguna de las empresas tuvo actividad conocida, lo que hizo que la Agencia Tributaria lo denunciara. Guerrero, en cambio, negó ante la jueza saber que estas pertenecían a su exchófer.

  • 1