Cultura

El Cid y Cayetano, a hombros en la segunda de las Colombinas

Cayetano Rivera se aseguró ayer la Puerta Grande en su presentación en la plaza de toros de Huelva, después de que cortara las dos orejas al tercero de la tarde. La segunda corrida de feria resultó entretenida y tanto Enrique Ponce como El Cid pasearon apéndices.

el 15 sep 2009 / 09:10 h.

PLAZA DE TOROS DE LA MERCED

Ganado: Se lidiaron toros de José Luis Pereda y uno de La Dehesilla, justos de presentación y de fuerzas, aunque nobles. Destactó el 3º.

Toreros: Enrique Ponce, oreja y ovación con saludos.

El Cid, oreja y oreja.

Cayetano, dos orejas y silencio.

Incidencias: Casi lleno.

- - - - - - - - - - - - - - - - -

Cayetano Rivera se aseguró ayer la Puerta Grande en su presentación en la plaza de toros de Huelva, después de que cortara las dos orejas al tercero de la tarde. La segunda corrida de feria resultó entretenida y tanto Enrique Ponce como El Cid pasearon apéndices.

El Cid y Cayetano salieron a hombros después de haber cortado dos orejas cada uno de diferente peso mientras que Enrique Ponce se tuvo que conformar con una del que abrió plaza. Todo ello con una corrida de José Luis Pereda y La Dehesilla justa de presentación, noble aunque justa de fuerzas. Cayetano cayó de pie en el coso onubense gracias a una faena en la que cuajó soberbios naturales, citando en algunos casos con la muleta plegada. Su labor estuvo llena de detalles de muy buen gusto, llevando al de Pereda muy largo y templado, conquistando al público de Huelva que le pidió con fuerza las dos orejas, finalmente concedidas. Su segundo fue un toro probón y de embestida corta, con el que estuvo seguro y firme.

Junto a él salió en volandas El Cid, que obtuvo un trofeo de cada toro. A su primero le planteó una faena al natural, destacando sobre todo una tanda de muchísimo temple, en la que toreó muy despacio. A partir de ahí el toro se rajó y su labor bajó de tono. El quinto tuvo peor condición, pero el de Salteras estuvo por encima de sus condiciones.

Enrique Ponce estuvo de enfermero con el primero, que tenía las fuerzas muy justas y al que cuidó, toreando siempre a media altura para evitar que perdiera las manos mientras que lo intentó con el cuarto, otro toro probón y de incierta embestida.

estella. Juan Bautista y El Fandi salieron en hombros en la primera corrida de la feria de Estella. Bautista, que cortó un total de tres orejas, estuvo muy acoplado y ligado sobre la mano derecha en su primera faena. El francés mató de una gran estocada a un buen toro de la ganadería extremeña de José Luis Iniesta, de nombre Acusado, que fue premiado con la vuelta al ruedo. En su segunda actuación, Bautista anduvo también entregado y cortó otra oreja.

  • 1