miércoles, 19 diciembre 2018
09:03
, última actualización
Local

El cierre del presupuesto andaluz deja en el aire la atención en los barrios necesitados

El programa de atención en Polígono Sur, Torreblanca, Polígono Norte, Amate y Vacie acaba el día 22 sin tener lista su continuidad. La Junta no ha resuelto la subvención para prorrogarlo y emplaza a retomarlo en enero mientras el Ayuntamiento recurre al Defensor.

el 18 nov 2014 / 21:27 h.

TAGS:

El alcalde, Juan Ignacio Zoido, y la delegada de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo-Blanco, (a su dcha.), ayer, en una reunión con los técnicos del área. / El Correo El alcalde, Juan Ignacio Zoido, y la delegada de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo-Blanco, (a su dcha.), ayer, en una reunión con los técnicos del área. / El Correo De nuevo un trámite burocrático afecta a la atención social a los más débiles, en este caso, los vecinos más necesitados de los cinco barrios de la ciudad calificados como Zonas Necesitadas de Transformación Social:Polígono Sur, Torreblanca, Tres Barrios-Amate, Polígono Norte y Vacie. Junta y Ayuntamiento cofinancian un programa de atención específica en estas zonas, en el que trabajan 40 personas, para prestar una atención integral a colectivos desfavorecidos y en riesgo de exclusión social de estos barrios, coordinando los recursos, servicios y ayudas existentes. Para ello es necesario que anualmente el Consistorio presente una solicitud a la convocatoria de la Junta para la subvención del mismo y que ésta la conceda. El próximo día 22 concluye la actual edición de este programa sin que se haya resuelto la ayuda que garantice su continuidad y después de que el Gobierno andaluz haya cerrado la ejecución contable del presupuesto de este año a fecha 31 de octubre, con lo que todos las subvenciones pendientes de resolver quedan pospuestas hasta 2015. Este es el caso de la subvención de 944.000 euros correspondiente al Programa Zonas Necesitadas de Transformación Social cuya tramitación se ha quedado en el aire, según denunció ayer la delegada municipal de Asuntos Sociales, Dolores de Pablo-Blanco, quien calificó la situación de «gravísima» por la incidencia que tiene en una población especialmente necesitada. Por ello, se ha dirigido al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, para que interceda e inste a la Junta a resolver la subvención que permita al Ayuntamiento tramitar la continuidad del programa. Fue en julio cuando el Consistorio solicitó la subvención correspondiente al año 2014-2015 por un importe de 1,5 millones de euros. El 15 de septiembre, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, publicó la resolución provisional por un importe inferior al solicitado, en concreto 944.000 euros, mientras según la delegada municipal «el Ayuntamiento ha duplicado su aportación» al pasar de 300.000 a 600.000 euros. El 26 de septiembre el Consistorio reformuló el programa con la nueva financiación y aprobó su aportación y el 10 de octubre, con la nueva cuantía, la Junta emitió la «propuesta de resolución de concesión». Sin embargo, no ha llegado a emitir la resolución definitiva concediéndola mientras el 31 de octubre se publicó en el BOJA la orden de cierre contable del presupuesto de 2014 que señala que todas las resoluciones no resueltas a esa fecha quedan pospuestas hasta la entrada en vigor de las cuentas de 2015. Según De Pablo, sin esa resolución el Ayuntamiento no puede hacer nada ya que «no existe un compromiso firme» de la Junta y la Intervención municipal frenaría cualquier intento del Consistorio de poner en marcha una actuación que está cofinanciada por ambas administraciones y pertenece al ámbito de competencias autonómicas que la reforma local deja claro que los ayuntamientos no pueden asumir en solitario. Tras ponerse en contacto con la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, la respuesta escrita ha sido que «la resolución definitiva correspondiente a esta línea de subvenciones será dictada a principios del mes de enero tras el correspondiente trámite de los documentos contables preceptivos procediéndose a continuación a la materialización del pago». No obstante, desde el PSOE municipal se acusó al gobierno local de buscar la «confrontación» ya que «este tipo de retrasos son subsanables y se han producido siempre». Apeló a la «voluntad política» ya que con una resolución provisional como la que existe el Ayuntamiento ha tramitado otros programas después de dar la voz de alerta. El resultado es que el programa actual termina el 22 de noviembre, y con él los 40 contratos en juego, y y «el programa Zonas de forma unilateral lo han aplazado a enero». «Sería el mayor recorte de la Junta en políticas sociales. Un cierre de este tipo no se puede hacer para ajustar el presupuesto», denunció. De Pablo-Blanco se ha dirigido al Defensor del Pueblo para «pedir su colaboración» en el marco de sus competencias como vigilante de la labor del Gobierno andaluz al entender que «aún estamos a tiempo». A su juicio, con la propuesta de resolución del 10 de octubre «se pueden y deben buscar fórmulas» para dar el visto bueno definitivo a la subvención y con ello el Ayuntamiento pueda dar continuidad al servicio

  • 1